Archivo de la etiqueta: Venezuela

Luis Perozo Cervantes presentará su nuevo poemario "Vos por siempre"

Vos por siempre - Luis Perozo CervantesVos por siempre es un poemario donde Luis Perozo Cervantes poematiza la pérdida, desde diversos ángulos, pero en todo caso desde el amor.  Su octavo libro será presentado en la programación de la II Semana Zuliana de la Narrativa, evento que organiza la Asociación Civil Movimiento Poético de Maracaibo, con el apoyo de la Dirección de Cultura de la Alcaldía de Maracaibo.

Este poemario breve, tiene una nota de presentación de la poeta caraqueña Gabriela Rosas, quien anteriormente ha compartido escenario de lectura con Luis Perozo Cervantes, en la lectura Despecha2, durante la celebración del 3er Festival de Poesía de Maracaibo. Este poemario se enmarca en la Colección Légamos, que el Movimiento Poético de Maracaibo ha propuesto como un homenaje al recientemente desaparecido poeta y narrador José Francisco Ortiz.

La ilustración de la portada es del artista visual Roberto Morán. A continuación una breve selección de poemas de libro Vos por siempre:


¿Dónde comienza el corazón
si vos andáis de inquietud?
No te paráis un momento en una nube
no me dejáis verte caer en mi cama
cuando menos lo espero, llegáis
hecho de todos los hartazgos
vuelto triza de Dios
respirando en la tierra raigal
hundío, en vos sembrado
buscando un corazón
que no pare de ser respiro.

Para Adelfa Geovanny


Voy para vivir en vos
a buscarte en la tierra
donde se nos ocurrió ponerte
vos que no te merecéis tumbas
ahora tenéis una
olvidada en lo más cerca del recuerdo
orillada ahí, en el no quiero saber por qué

así de solo queda el cielo por vos
por vos no quedan candados
te llevaste mi corbata nueva
el flux que iba ponerme para después
por vos estoy seguro que Dios no existe
clarito estoy
sino para que te morís tan pronto
de que le servís vos tan tullido allá arriba

En memoria de Luis Antonio Perozo


Me vais haciendo trampas, corazón
te queréis pasar de arbusto en mi alma
para que te perdone por suicida y alcahueta
me llene de miopía los despechos
me florezca a mi mismo como las rosas
vos, corazón del coño
dejá de jugar conmigo al rompecabezas.

Para Maga Rosas


Luis Perozo Cervante

Luis Perozo Cervantes

Maracaibo, Venezuela. 5 de agosto de 1989. Poeta y ensayista. Presidente fundador de la Asociación Civil Movimiento Poético de Maracaibo y coordinador del Festival de Poesía de Maracaibo.

Ha publicado los poemarios: La fOrma (2014) con la Editorial Giraluna; Political manifestation (2014, Maracaibo) con Ediciones del Movimiento, Amoritud (2013, Caracas) con SurEditores, Poemáticas (2013, Caracas) con Negro sobre Blanco Editores,  Semántica de un tornillo enamorado (2012, Barcelona) con la editorial española Suburbio Editores, A Puro Despecho (2012, Coro) con la editorial alternativa Ediciones Madriguera,  Poemas para el nuevo orden mundial (Maracaibo, 2011) a través de la Fundación Editorial El Perro y la Rana; y en formato digital el poemario Noche Electoral (Sevilla, 2010) con el Grupo Palimpsesto2punto0. Ediciones Madriguera (Coro, Venezuela) le ha dedicado la plaquet Hoja Poética #44 con algunos fragmentos del poema: Si te pregunta por la muerte (2011, Coro). La Editorial chilena Los Poetas del 5 publicó una plaquet dedicada a él, con el poema fOrma (2014, Santiago de Chile). El domingo 14 de  abril de 2013, el Papel Literario de El Nacional inició una muestra de la nueva poesía venezolana con un ensayo del poeta Miguel Marcotrigiano dedicado a su obra. Ediciones del Movimiento, brazo editorial de la Asociación civil Movimiento Poético de Maracaibo, presentó en el marco del III Festival de Poesía de Maracaibo, la suma poética Contraste 2009-2014 que recoge sus seis poemarios.

También ha colaborado en los Cuadernos de Creación de Palimpsesto2punto0 (nº 2, nº 3, nº 4, nº 5, nº 6, nº 7, nº 8, nº 11); así mismo ha colaborado en: la Revista Electrónica Letralia (Maracay, nº 235 y nº 244),  la Revista Electrónica El6A (Chile), Revista DE PALABRA (Maracaibo 2009, nº 4 y 5), Revista Ateneo (Los Teques, 2008 y 2009), Revista Volátil (nº 1), Revista Kuruvinda (Maracaibo 2009, nº 2), Revista Electrónica Remolinos (Lima, Perú 2008). Han aparecido en el planfleto poético El caracol de espuma (Barinas, nº11 y nº14). Poemas suyos fueron recogidos para las antologías: En la mira del mañana Vol.II (Nadie nos edita Editores, 2006) y Deleite Literario III (Fundalea, 2007).

Fue miembro del grupo plástico-literario “Zapatórroto” (2007). Fue miembro de la Junta Directiva de la Red de Escritores del Estado Zulia (2007-09), como vocero del ámbito de certámenes, concursos y eventos. Ha sido editor del Volante Volátil (2008) y la Revista Volátil (2009). Ejerció como Coordinador General de la Fundación Andrés Mariño Palacio (2008-2012). Es miembro de la Sociedad Bolivariana de Venezuela desde 2005. Ha ejercido la docencia en el Instituto Universitario de San Francisco (2009) y la Unidad Educativa Don Carlos Medina Chirinos (2009-10). Dictó el Taller de Narrativa Breve Por la Brevedad del Caso, en la Universidad Católica Cecilio Acosta (2010); el Taller de Creación Literaría HABLA RADICAL (2010-11), auspiciado por la Cádetra Libre Poesía de la Universidad del Zulia y la Fundación Andrés Mariño Palacio; en el segundo semestre de 2011 dictó  Iniciación a la Creación Literaria. Un taller para todas las edades, en la Biblioteca Pública del Estado Zulia, con el auspicio de la Unidad de Literatura de la Secretaria de Cultura del Estado Zulia; así mismo fue el facilitador el Taller Permanente de Literatura “César David Rincón” de la Secretaria de Cultura del Estado durante tres años. Fue preparador (2010-11) de la asignatura Taller de Lectura y Comentario de Textos I y II, de la Escuela de Letras de LUZ. Dictó el Taller Universitario de Iniciación a la Creación Literaria avalado por la Facultad de Humanidades y Educación de LUZ, para estudiantes de toda la Universidad.

Asistió a I Encuentro de Poetas Liceístas (2006), en La Asunción, Estado Nueva Esparta; al XIV Encuentro Binacional de Escritores Colombia-Venezuela y V Coloquio Internacional de la Palabra (2006), en San José de Cúcuta, Colombia; IV Jornadas de Creación Literaria de la Universidad de Los Andes (2009). Fue organizador del Encuentro Nacional de Escritores Jóvenes (Maracaibo, 9, 10 y 11 de julio 2009) y del Encuentro Nacional de Ciberliteratura y Escritores Inéditos (2010), en homenaje a los quince años de la Revista Electrónica Letraria, primera en su estilo en el mundo. Fue miembro del Comité Organizador y ponente en el primer Congreso Escuelas de Letras de Venezuela, realizado los días 14 y 15 de julio de 2011, en la Universidad del Zulia.

Con el trabajo: “Novalis y el amor de Ultratumba” resultó ganador del Primer premio mención Ensayo, del Concurso La Grapa Literaria, auspiciado por la Dirección de Cultura y la Escuela de Letras de la Universidad del Zulia y el Tercer premio en la mención Poesía del mismo concurso con el poemario: “Amoritud”. Obtuvo mención del jurado en el III Concurso Internacional de Poesía “El mundo lleva alas” con el poema Escribir de amor en 2011, entre más 500 participantes alrededor del mundo. Fue merecedor de la Orden Estímulo al Mérito Literario “Andrés Mariño Palacio” 2007, mención narrativa, de la Secretaria de Cultura del Estado Zulia; y de múltiples reconocimientos de la Escuela de Letras de la Universidad del Zulia por su labor de promoción cultural y apoyo académico.

Mantiene un blogsite titulado Extremadamente Poético donde se propone publicar un diario poético. www.luisperozocervantes.wordpress.com

 

Mariela Cordero, voz de mujer en la Colección Volante

Portada - El idéntico Incendio 02

Cuando se le pregunto cómo se describía literariamente, nos dijo: “Una mente que grita, una boca que calla y una mano que a veces escribe”. Mariela Cordero es una lectora impulsada a la escritura, el automatismo de la pasión dolosa de la literatura: voz de mujer volante.

La novísima poesía venezolana arde en talento: Mariela Cordero, es una de las llamas vivas de este incendio. Su poética, culta y sutil, trastoca en los lectores con sublimes imagines de la soledad, el amor y el dolor que, en los cuerpos sensibles de los poetas, se trasmuta en estética. Su poesía ha ido ganador, poco a poco, el reconocimiento internacional, antes que el de sus coterráneos: poemas premiados en Francia, Italia, España y Argentina, así lo demuestran. La poesía en ella, se sostiene, incólume, entre lo sensitivo y lo conceptual.

Abogada de profesión, también dedica su vida a las artes plásticas. Su poemario El idéntico incendio, fue seleccionado durante la Recepción de Manuscritos 2014 de Ediciones del Movimiento, para formar parte de la Colección Volantes, que reúne a las novísimas voces de la poesía nacional. La presentación de este poemario dará en la ciudad de Maracaibo el miércoles 17 de junio, en el marco de la Semana Zuliana de la Narrativa.

La nueva autora de Ediciones del Movimiento, contestó nuestro cuestionario, para dar a conocer parte de su pensamiento literario:

  1. ¿Crees que tu escritura tiene alguna utilidad?
    El mero acto físico de escribir siempre tiene utilidad, sin importar si lo que se escribe vaya a ser leído o no.
  2. ¿Qué razón te motiva a escribir?
    La sed de construir con palabras.
  3. ¿Qué sientes al ponerle punto final a una obra?
    Transición. El fin de una estación y el comienzo de otra.
  4. ¿Qué es lo más difícil de ser un escritor?
    Equilibrar los múltiples mundos donde se habita.
  5. ¿Cómo descubriste que serías escritor?
    Me encontré un día escribiendo.
  6. ¿Tienes alguna rutina a la hora de escribir?
    Siempre escribo de madrugada sobre papel y con lápiz de grafito.
  7. ¿Qué te inspira?
    El arte y los libros. La música, lo intangible, los perfumes. Y el amor.
  8. ¿Cuáles son escritores o libros que más te han influencia para escribir?
    Más que una influencia admiro a muchos poetas: Paul Celan, Eugenio Montale, Giorgios Seferis, Kavafis,Panero, Rene Char, Benn Gottfriend, Yves Bonnefoy, Marina Tsvatáieva, Novalis, Pier Paolo Pasolini, Vladimir Holan, Alejandra Pizarnik, Wislawa Szymborska, Nazim Hikmet, Ana Ajmátova, Eugenio Montejo, Juan Sánchez Peláez. E.E Cummings, Salvatore Quasimodo…
  9. ¿Con cuál libro te iniciaste en el hábito lector?
    Muy niña el primer libro sin ilustraciones que leí fue Ana Isabel, una niña decente de Antonia Palacios
  10. ¿Cuál es tu libro favorito y por qué?
    La montaña mágica de Thomas Mann. Es una cátedra de filosofía, sin dejar de  lado la aventura y lo inverosímil.
  11. ¿Cómo ves el panorama literario en Venezuela hoy día?
    Mucho movimiento y muchas voces.
  12. ¿Qué libro le recomendarías leer a Dios?
    Siddharta; Herman Hesse.
  13. ¿Qué libro le recomendarías al presidente de la república?
    Muchos. Para empezar dos: El espíritu de las leyes de Montesquieu y La riqueza de las naciones de Adam Smith y a todos los venezolanos les recomiendo leer Rebelión en la granja de George Orwell (lectura obligatoria)
  14. ¿Quién es el escritor contemporáneo de Venezuela que recomendarías leer?
    Rafael Cadenas y Alfredo Chacón.
  15. ¿Qué libro no has podido terminar de leer?
    Middlemarch de George Eliot.
  16. ¿Tienes algún mensaje para los jóvenes que se inician el camino de escritura?
    Leer mucho y bien. Tener paciencia y no desfallecer aunque el camino esté lleno de baches.
  17. ¿Antes de morir, qué logro en literatura quisieras tener?
    Me gustaría escribir narrativa también y seguir escribiendo poesía.
  18. ¿Has tenido alguna experiencia erótica (excitación) con la lectura? ¿Qué libro?
    No he vivido esa experiencia pero un libro erótico, extraño y bello es Ada o el ardor de Vladímir Nabokov
  19. ¿Qué opinión te merece el Movimiento Poético de Maracaibo?
    Son luchadores y vencedores. Donde todo el mundo cierra las puertas ellos abren ventanas. Para ellos importa la palabra y no los rostros. Van construyendo un camino en medio de la bruma pero cada paso es firme. Editar en estos tiempos y en las condiciones actuales es un acto de fe. Todo mi respeto y admiración hacia ellos.

Mariela Cordero

Mariela Cordero García
Poeta, artista visual y abogada. Participante del Taller de Poesía de Monte Ávila Editores Latinoamericanos, edición 2006, facilitado por el poeta Alfredo Chacón.  Participante del Taller de Edición de Libros de CELARG en año 2008, facilitado por el escritor José Tomas Angola Heredia. Participante del Taller “La Narrativa”, facilitado por el escritor Rodrigo Blanco durante la FILUC 2010. Participante del Taller “Mirada poética en nuestra lengua”, facilitado por la poeta Edda Armas durante la FILUC 2011. Ha publicado en las revistas digitales: Revista Voces (Madrid, España 2005); Cinosgargo (Chile, 2009); Blog Legados (España, 2009) que ha sido condecorado como el mejor Blog literario por la revista Letras de España en el año 2010; Apolorama (México, 2008-2013); Revista Biografía (Brasil, 2012); Le capital des mots (Francia, Abril 2013); Revista Na´at  (México, 2013). Y en las revistas literarias impresas: Revista Voces (España, 2005); Revista Internacional La Porte des Poetes con una Mención especial: Latinoamérica  (Francia, 2007). Fue participante de la antología Cuaderno Legados I (Ediciones Legados. Madrid, 2010). Recibió la Mención Honorífica con publicación en la Revista La Porte de Poets (Francia, 2007). Participó de la antología La voz de la ciudad  (Editorial Public-Arte.  Caracas, 2012); Participante de la Antología World Poetry Yearbook, en sus ediciones 2013 y 2014 (China). Fue incluida en el libro Homenaje a Alejandra Pizarnik El lugar de la ausencia (Bruma Ediciones. Argentina, 2015). Resultó ganadora del II Concurso Radial y Televisivo de la Librería Mediática, con el poema Hilvané tu nombre en 2006; ganadora del Concurso Tu historia 2013 Códigomujer, elegida por la escritora Carla Guelfenbain (Chile); ganadora del tercer lugar del Certamen Internacional de Poesía Alejandra Pizarnik, en julio de 2014, en Argentina. Primer Premio Concurso Iberoamericano de Poesía Euler Granda Ecuador (2015). Segundo Premio de Poesía  Concorso Letterario Internazionale Bilingüe Tracce per la Meta, Italia (2015) En 2013 publica su primer poemario El cuerpo de la duda. Ediciones del Movimiento publica su segundo poemario El idéntico incendio.

"Destellos y mala conciencia" sobre A la sombra de los destellos de Mario Amengual, por Alberto Amengual

A la sombra de los destellos Portada - copia

“Ajedrez misterioso la poesía, cuyo tablero y cuyas piezas

cambian como en sueño y sobre el cual me inclinaré después

de haber muerto”.

 (Jorge Luis Borges,  El Otro el mismo).

Veo el tablero y las piezas colocadas frente a mí: es un libro de poesía titulado A la sombra de los destellos, recientemente publicado por mi hermano Mario (Maracaibo, Colección Puerto de Escala, 2015) y yo, que he seguido su trayectoria literaria desde el comienzo, siento la urgente necesidad de escribir unas palabras, de reafirmar un acercamiento que, aunque signado por lazos de sangre, vaya más allá de un complaciente compromiso familiar. No es una concesión, es mi deber como hombre de letras que siente y padece la mala hora de este país, y que admira los caminos con corazón que este poeta transita desde hace casi un cuarto de siglo (La arboleda deslumbrante, 1991; El tiempo de las apariencias, 2000; El pozo de la historia/Los extranjeros, 2001; El pozo de la historia, 2007; El cantante asesinado, 2009; La fiesta de La Democracia, 2011; El abismo de los cocuyos, 2013).

Cuando hago un recorrido memorioso por esta obra que abarca la poesía, la prosa poética y la novela, viene de inmediato a mi memoria la última frase del discurso que pronunciara el poeta Saint John Perse al momento de recibir el Premio Nóbel: “Y ya es bastante para el poeta ser la mala conciencia de su tiempo”. ¡Con cuánta perseverancia y vehemencia sufrida Mario Amengual ha hecho suyas estas palabras! Con impredecible fortuna ha sido constante en sus designios, tiene conciencia plena de sus vivencias y asume los riesgos del compromiso:

Si otros han destrozado su alma por el lucro,

si no se reconoce otro mérito que la apariencia triunfadora

y las marcas que ratifican el poder,

ese pasto que necesita la opinión de los demás,

¿cómo pedirle a quien brega con las palabras y suele

acogerse al silencio, que sume ladrillos al brocal de las apariencias?

   (Consideraciones a contrapelo, El tiempo de las apariencias)

Contradicción aparente en estas palabras del poeta, porque Mario brega sin cesar con las palabras pero jamás se ha acogido al silencio, a lo cual podría responderme como el gran Walt Whitman: Me contradigo y qué, soy amplio y contengo muchedumbres.

Cuando se labra el lenguaje en el terreno de la poesía, no es dable esperar mucho de los frutos; por lo menos no hay un tiempo fijado para su recolección. Mario lo sabe y espera, aunque a veces sus textos dejen traslucir un furor que puede parecer impaciencia:

Pronuncian sus arrogancias

en tono de victorias bélicas,

confiados en que sus palabras emocionantes

ocultarán su vocación de verdugos.

Furor comprensible si nos atenemos a la oscura realidad que nos ha tocado vivir, pero no impaciencia porque el poeta sabe, lo ha vivido en carne propia,  que el poder de la palabra es inconmensurable y su poder transformador infinito. Aunque nos rodeen la mediocridad y una moral depauperada, el poder transmutador del lenguaje, y en especial el lenguaje poético, jamás perderá su vigencia porque en la cambiante historia de la humanidad siempre hay ciclos donde el espíritu, y con él el lenguaje, ocupan lugar de preeminencia y el individuo y la sociedad viven tiempos de esclarecimiento, lucidez y justicia. Podemos afirmar entonces, sin  temor a faltar a la verdad, que la vida poética de Mario ha transcurrido entre las sombras y una luz precaria y breve, entre “el abismo de los cocuyos” y “a la sombra de los destellos”. No puede ser de otra manera, en esa dualidad natural de la luz y la sombra oscilamos, y el poeta, hombre siempre vigilante, atento y observador, capta las señales de la verdadera realidad hasta en los hechos más pequeños y poco llamativos de la realidad ordinaria. Y mucho más en los tiempos que corren, tiempo de sombras casi permanentes en el cual la luz se filtra a través de unos pocos individuos, esos que como Mario se han propuesto ser la mala conciencia de su tiempo, a pesar de los nefastos augurios que se ciernen en nuestro horizonte vital:

Esta otra mañana de infames noticias,

 tráfago mercantil y discursos patrioteros,

 la exalta una niña

 que, tomada de la mano de su abuela

 y a cuyas rodillas apenas llega,

 lleva en su otra mano

 una flor de cayena como una ofrenda.

Por eso no hay que desesperar del presente, porque el poeta está allí observando y de pronto, con el poder de su lenguaje, transforma una realidad deleznable en un destello que anula las sombras: lo que realmente vale la pena ver es a una niña con una flor de cayena en la mano como una ofrenda.

Dice Jacob Burckhardt en  sus Reflexiones sobre la Historia Universal (1905): “El individuo contemporáneo suele sentirse totalmente impotente ante tales poderes históricos; por regla general se pone al servicio de la fuerza atacante o de la fuerza que opone resistencia. Son pocos los individuos de la época que logran encontrar el punto de Arquímedes al margen de los acontecimientos y consiguen “superar espiritualmente” las cosas que les rodean (…) Tal vez esos pocos individuos no sean capaces de sustraerse a un cierto sentimiento elegíaco ante la necesidad de dejar que otros sirvan mientras ellos se abstienen. Tiene que pasar algún tiempo para que el espíritu pueda planear con absoluta libertad por sobre tales acontecimientos”. La cita viene al caso porque un poeta como Mario no se abstiene, lucha con la palabra, la moldea según sus necesidades vitales y nos va llevando por su camino con corazón a lugares sin tiempo, a encuentros y desencuentros con la realidad ordinaria, a valores como la amistad y la solidaridad; en fin, nos va llevando a esa realidad donde Yo es Otro y “si el cobre resulta clarín no será suya la culpa” (Rimbaud). De allí que, según sus palabras:

Tanta gente hundida

en los agobiantes problemas domésticos

o del trabajo

(o caídos en el abismo asfixiante del desempleo),

no ve

(¿cómo puede ver?)

el círculo del cielo que nos ensalza.

Fiel al texto de Burckhardt, asumo que el espíritu de Mario, en A la sombra de los destellos, planea con absoluta libertad sobre nuestra menoscabada realidad actual.

Por momentos, pareciera que el poeta se torna pesimista, aunque quizá esté hablando de otros:

Aún no es tiempo

para la palabra inconforme:

le sobran espinas y le falta delicadeza.

No coincide con el canto de los gallos

y se ahoga en el ámbito de los pactos.

¿Se referirá acaso a tanta gente que ahora vive del pacto taimado y la promesa incumplida? ¿A gente cuya conducta no vale mencionar aquí? Si es así, el poeta hace lo correcto, los pactadores de oficio no tienen cabida en este ámbito y, fiel a sus principios, cumple con denunciarlos y de paso, los envía al título de uno de sus libros: El pozo de la historia.

Quisiera decir muchas otras cosas sobre este libro de mi hermano, pero prefiero que sean otros lectores quienes hagan tantos descubrimientos como los he hecho yo y que se atrevan, después de leerlo, a seguir sus “caminos con corazón” y se sumen al grupo de quienes quieran ser “la mala conciencia de su tiempo”.

Ya para finalizar debo decir que el último poema de A la sombra de los destellos está dedicado a mí y que, aunque las imágenes allí expresadas me conmovieron en lo más hondo, no lo voy a comentar. La razón es una sola: como producto de nuestro profundo amor fraternal es una historia que sólo a nosotros concierne. Si peco de egoísta sólo me queda esperar la dispensa y la comprensión del lector.

 Alberto Amengual

"De Jósbel, en poesía. ¿Cuál es, la palabra que aguarda?" por Hernán Rubín

Título: El olor de otras palabras. Autor: Jósbel Caraballo Lobo.
Título: El olor de otras palabras. Autor: Jósbel Caraballo Lobo.

Para marabinos y maracuchos, alertas, en días sin papel. Para los amigos invitados aquí y para quienes lo serán en el alba y las nubes del Día de la Lengua y del Libro, de Skakespeare y de Cervantes, que se fueron al cielo a entretener a Dios el  23 de abril de 1616, día de Teresa de la Parra y del Inca Garcilaso. 

Pensé en: “la palabra dispuesta, en revelación”, del imaginarse realidad la poesía, entre el pensamiento y la mano: cuanto queda en la expresión. Lo que vaya del transcurrir a la página:

No escribes el poema
                 sino su nostalgia,
                                      su íntima penuria 

Dice invariablemente, Ana María Del Re, en dos de sus creaciones: en Trazos, y en La noche todavía.

Te sabes poeta. Escribe para Jósbel, Francisco Garzón Céspedes.

Jósbel, diligente siempre de su gracia de poeta, de actor y de ingeniero de sistemas, lo lleva al Prefacio de su libro, en olor.

¿Qué sirve, del olor, de la esencia innata de la materia? Como el rocío, en humedad, ¿nos da la luz y el amor? El amor y la luz cambian la clarividencia del tiempo y del espacio. 

Se sabe poeta, Jósbel, y lo hace imagen auditiva en sus  letras iniciares en la Revista Literaria Estelas, Número 7, Año VII, del Grupo Literario Nosotros, que lleva  en La Guayra, su amiga poeta y editora Ligia García, de cuyo seno, en La casa de la Poesía de Vargas “Juan José Breca”, emergió premiado el primer libro de Jósbel: En la hendidura.

Con Eugenio  Montejo, dice Jósbel en Estelas:

El poeta, la poesía, el poema. Una experiencia. La poesía (…) Llega de lejos y sin hora, nunca avisa: Tiene la llave de la puerta. Cito a Jósbel:

“Acaso de un palpitar infinito, nazcan los rumores del poeta. Entre insomnios, querellas, la virginidad de sus amores y en algunos casos, la ebriedad, el mar, lo divino, las mudanzas.
De cualquier forma, cuando en el amor por la lectura, una vibración indescifrable, intransferible, se asoma, y tan sólo la danza del lápiz puede sopesar, se revela –después de un arreglo inmemorial, una asociación  de palabras que bien podría confundirse con la lluvia, pero hecha de otra materia.”

Incumbe, a mi compromiso de amigo de Jósbel y de consumidor de la escritura, insinuar a Jósbel mismo y  a Ustedes, como en un prólogo, dos, de las esencias que he confrontado, de su palabra:

Una Poética propia, en primer lugar. Jósbel deshace y hace, la poesía. Quizás, por ello Garzón Céspedes haya sido tan infalible,  cuando le escribe que se sabe poeta y él mismo, en Estelas:

“Así, mi experiencia. El camino que recorrí, tratando de sentir la poesía. Inventándome ser poeta.”

Hay más, en su Poética. Con Octavio Paz señala, en dicha publicación Estelas, que el trabajo del creador “se enmarca bajo el embrujo de la poesía, como habitante oculto dentro de las expresiones artísticas.”

El entusiasmo de la fe, surge también en la creación de Jósbel y lo encamina hacia un destino irrevocable: la poesía devocional, definida por Dios Mismo, cuando la enfatiza solo, en su entrega a El (confróntese: Su Divina Gracia A.C. Bhaktivedanta Swami Prabhupada. 1975. Sri Caitanya Caritamrita of Krsnadasa Kaviraja Goswami. California: Los Angeles. The Bhaktivedanta Book Trust. Pp  26-53).

No hay uno de sus seis libros, que no trajinen dedicados a Dios. Quizás, porque lo siente, en la transpiración del “guayabo”, del amor a Dios, en separación, como ha escrito en una publicación nuestra del movimiento en Conciencia de Krishna, que Jósbel conduce en su estado Vargas, en donde nació, en La Guayra, puerto y puerta, como la delimitara Alfredo Boulton en la eternidad de cocoteros y de brumas de Armando Reverón, en las sonrisas de algodón de las mujeres en blanco y negro de Margot Benacerraf:

Una voz inagotable: Srila Prabhupada, de ISKCON Caracas Nama-hatta Caraballeda, la publicación en donde Jósbel deja su fe y su guayabo, del amor de Dios, que armoniza sin duda, con el amor en separación de las gopis, al ser atraidas por la vibración de la flauta de Krishna en la luz de Luna de  otoño, cantado en las páginas del Srimad Bhagavatam, de Sri Vyasa Deva,   Canto 10, Capìtulo 29, Texto 35.

Estas dos posiciones en la escritura de Jósbel, Fe y Poética,  las dejo aquí, en esperanza,  como fragmentos del lienzo de mi agradecimiento y mi alegría, en este legado de la Poesía.

¡Gracias, Maracaibo!

Caraballeda, 20 de abril de 2015

Hernán Rubin
Comunicador y Educador, Productor de Cine y Televisión, Editor de www.iskcon.com.ve
0414-100-5873 correo: rubinhernan@hotmail.com

IMG_20150423_191512

"Al otro lado de la vía oscura" de Zakarías Zafra, por Miguel Marcotrigiano

Portadilla Al otra lado de la via oscura
La lectura de un libro de poesía –que no un poemario– siempre precisa del conocimiento de la producción del autor. Tal como el poema adquiere una significación más completa al estar en conocimiento del todo al que pertenece, el libro se resemantiza si uno conoce la bibliografía del poeta. El sentido parece adquirir nuevos matices bajo los haces de luz que producen el resto de los signos del sintagma. Cada poema y cada libro constituyes signos que adquieren nuevas significaciones al entrechocarse entre sí, como diría Mallarmé acerca de las palabras.
En ese sentido, la lectura íngrima de Al otro lado de la vía oscura (Ediciones del Movimiento, Maracibo, 2015), del poeta barquisimetano Zakarías Zafra, nos deja en la semi penumbra, en el juego de sombras y luces que se anuncia en el título. El código, personalísimo, se despliega a lo largo de veinticinco textos, que van de la línea poética (pues no es correcto hablar de verso acá) a la expresión en prosa. Las oscuridades ganan terreno con una diagramación que parece obedecer al capricho, a veces del autor, en oportunidades del diseñador.
La temática es imprecisa para quien lee. Hay pocas pistas que permitan rastrear el asunto, incluso en una lectura paradigmática. La voz que habla en los textos va de un lado a otro de la vía en penumbras que constituye la poesía, cruza de una a otra orilla vertida en un lenguaje elusivo, inaprehensible, extraño. Es claro que el lenguaje poético surge como código cuando la lengua común no alcanza para significar y, por tanto, es un error común tratar de desentrañar un significado. La poesía nace para ser sentida más que entendida, por lo menos a partir de la Modernidad lírica. No es importante la anécdota, aun cuando exista, así sea en la zona penumbrosa que el autor real intenta mostrar.
Apenas se percibe la presencia de una voz que trasiega su esencia, o la hereda de otro (¿el padre de la dedicatoria?), cuando va de un texto a otro. La otredad, precisamente, juega papel fundamental para aquellos que insistan en decodificar el poema. La sombra, el lado oscuro de la vía, forma parte indivisible de esa voz que a veces se niega a dejar que se le arrebate, que protege con evidente celo de quien desee arrebatársela. El tú al que se refiere el hablante se espejea en este, se deja entrever a través del velo que ofrece la mirada turbia, del fugaz paso de la luz.
Poesía que se resiste a una fácil interpretación, que precisa de los territorios iluminados por la anécdota, esta de Zakarías Zafra, es apenas una muestra de las posibilidades que promete la lírica de este autor larense de las últimas promociones literarias.

miguel-marcotrigiano

El Gran Masturbador o el personaje que escribe por Roberto Morán

Cuando le preguntamos cómo se definía literaria mente nos respondió: “Como un escribidor, o algo parecido a un demonio que escribe poesía”. Un breve encuentro con El Gran Masturbador.

Fotografía: Esther Luzardo Ebrat
Fotografía: Esther Luzardo Ebrat

Quien conoce a Roberto Morán Morán, se da cuenta que en su cuerpo se suscita la dicotomía incruenta que nos describe Oliverio Girondo en su poema: Cuando llega Roberto al sitio del encuentro, momentos antes ha llegado la fama de El Gran Masturbador, su alter ego. El nombre de este personaje, proviene directamente del título de la obra de Salvador Dalí; y que le ha servido de seudónimo para firmar sus tres poemarios publicados, y su obra pictórica.

Ese juego, de personaje-persona le ha valido buena fama en la ciudad. La crítica cultural de Maracaibo no odia o lo ama, pero jamás lo ignora. Recientemente apartado su seudónimo para ejercer la fotografía conceptual con su nombre de pila Roberto Morán. Entonces ha quedado, solo para la literatura y la pintura, el guión de este personaje alucinado, un poco adicto a la bebida y a otras sustancias, afortunado en el amor y prolijo en el arte: El Gran Masturbador. Su otro yo, Roberto Morán, es más calmado, se destaca por ser un buen cocinero, recientemente nos ha maravillado con un producción exquisita de panes artesanales. ¿Ternura y terror en el mismo cuerpo? Eso es lo que se respira en sus poemas; la dicotomía entre el lengua violento y el fin semántico tierno y revelador.

Sus dos primeros libros: No lo quise escribir (2012) y América (2014, en coautoría con Estefanía Giorio y editado por Ediciones del Movimiento) son poemarios de rebeldía y reflexión: habla en ellos un poeta dueño de un pensamiento rebelde, quizá de izquierda, quizá anarquista, que se duele en la metáfora del mundo, y pretende descomprimirse, liberarse del mundo cegador. En su más reciente libro Memorias de un ser alado (2015) se nos presenta un poeta más intuitivo, poblado de una realidad densa desde donde despliega su enérgico verso. Este libro se presentará el miércoles 17 de junio de 2015, en el Museo Municipal de Artes Gráficas, en el marco de la II Semana Zuliana de la Narrativa.

Título: América. Autores: Teff Giorio y El Gran Masturbador.
Título: América. Autores: Teff Giorio y El Gran Masturbador.

El Gran Masturbado, dejó a un lado a Roberto Morán, para responder a nuestro cuestionario dar a conocer parte de sus ideas sobre la poesía y la lectura:

 

  1. ¿Crees que tu escritura tiene alguna utilidad?

Para nada.

  1. ¿Qué razón te motiva a escribir?

La arrechera, la soledad, la tristeza y el amor.

  1. ¿Qué sientes al ponerle punto final a una obra?

Un vacio de puta madre.

  1. ¿Qué es lo más difícil de ser un escritor?

No sé, no soy escritor.

  1. ¿Tienes alguna rutina a la hora de escribir?

Fumar, escuchar a Joaquín Sabina o a Fito Páez y hablar por algún chat.

  1. ¿Cuáles son escritores o libros que más te han influencia para escribir?

Allen Ginsberg, Henry Miller, Bukowski, Baudelaire.

  1. ¿Con cuál libro te iniciaste en el hábito lector?

Con El Quijote.

  1. ¿Cuál es tu libro favorito y por qué?

Opio en las nubes, porque es un viaje drogadicto de amor.

  1. ¿Cómo ves el panorama literario en Venezuela hoy día?

En crecimiento.

  1. ¿Qué libro le recomendarías leer a Dios?

Asi hablo Zaratustra.

  1. ¿Qué libro le recomendarías al presidente de la república?

No creo que sea capaz de leer.

  1. ¿Quién es el escritor contemporáneo de Venezuela que recomendarías leer?

Jesús Montoya.

  1. ¿Qué libro no has podido terminar de leer?

Que viva la música y La naranja Mecánica.

  1. ¿Tienes algún mensaje para los jóvenes que se inician el camino de escritura?

Que lean mucho y escriban menos.

  1. ¿Antes de morir, qué logro en literatura quisieras tener?

No escribir más.

  1. ¿Has tenido alguna experiencia erótica (excitación) con la lectura? ¿Qué libro?

Por libros muchos, con la lectura no.

  1. ¿Qué opinión te merece el Movimiento Poético de Maracaibo?

Que los amo

Fotografía: Teff Giorio.
Fotografía: Teff Giorio.

Roberto Morán Morán. Alías: El Gran Masturbador. (Maracaibo, 1990)
Fotógrafo, payaso, artista plástico, poeta. Es egresado de la Escuela de Arte Julio Arraga. Estudió Diseño Gráfico en la Universidad Rafael Belloso Chacín. Ha realizado varias exposiciones individuales y colectivas de pintura y fotografía en la ciudad de Maracaibo y en otras ciudades del país. Como artista escénico y payaso ha recorrido el país junto a la agrupación FUNSIONARTE, bajo la dirección del pintor y actor Robert Arcaya.  Participó en el segundo número de la Sesión de Nuevas Voces, proyecto de Antología de la Nueva Poesía venezolana del Movimiento Poético de Maracaibo. Publicó en 2012 el poemario “No lo quise escribir” con la Editorial El Perro y la Rana, que incluye un epílogo de Luis Perozo Cervantes. En 2014, en coautoría con Estefanía Giorio, publica el poemario “América” en la Colección Volante de Ediciones del Movimiento. Su tercer poemario Memorias de un ser alado (2015) también es publicado por Ediciones del Movimiento.

Zakarías Zafra Fernández y el futuro de la literatura en el occidente del país

Cuando le preguntamos, al poeta de veintiséis años, oriundo de Barquisimeto,  cómo se describe a sí mismo, nos dijo: Como un músico de oído: pura intuición y empecinamiento. 

IMG_20150423_190604

Conocer a Zakarías Zafra Fernández es, sin duda, conocer a uno de los protagonistas de novísima poesía venezolana; tanto por su poética, que se enciende en las palabras como fósforo inagotable o un bramido de dolor que se aferra a la vida; como su ejemplar personalidad, de consistencia almada, que nos hace ser testigos de un ser extraordinario en su estado dócil y en cierne. Una sensación igual, debió trasmitir a quienes lo conocieron, Vicente Gerbasi, durante su juventud; porque curiosamente, el libro Al otro lado de la vía oscura, publicado por Ediciones del Movimiento, en su Colección Volante; es un canto en voz alta a la paternidad y a la condición de hijo: esa relación desafortunada en las voces poéticas de Venezuela, que hoy se replica en Zakarías Zafra Fernández, con una novedosa complejidad del lenguaje; que lo hace dócil a la mentes exquisitas.

Su experiencia como promotor cultural lo ha llevado a dirigir los destinos de la cultura del municipio capital de la ciudad de Barquisimeto, junto al alcalde Alfredo Ramos, en la dirección del General del Gabinete de Cultura, Turismo y Recreación; que le ha permitido desarrolla una experiencia inédita en el país llamada Slam Poético Barquisimeto, con el apoyo del sector público y privado de la ciudad. Otra evidencia de los nuevos causes que cruzan la literatura venezolana: los jóvenes poetas se quedan en sus ciudades para construir la sociedad lectura y sensible que necesitan para sus obras; al contrario de la migración de escritor hacia la capital que se experimentó durante las primeras tres cuartas partes del siglo pasado.

Su reciente poemario Al otro lado de la vía oscura, fue presentado el pasado 23 de abril, Día Internacional del Libro, en la Librería Lugar Común, de la ciudad de Caracas, con palabras del gran poeta venezolano Alfredo Chacón. Y continuara siendo presentado en el resto del país; primero el 16 de mayo en Barquisimeto, y juego el 16 de junio en la ciudad de Maracaibo, durante la realización de la II Semana Zuliana de la Narrativa.

Zakarías, respondió a nuestro cuestionario, para darnos una muestra breve de su pensamiento poético.

Portadilla Al otra lado de la via oscura

  1. ¿Cómo te describirías literariamente hablando?

Como un músico de oído: pura intuición y empecinamiento.

  1. ¿Crees que tu escritura tiene alguna utilidad?

Más allá de ayudarme a mí a recoger los vidrios, lo desconozco.

  1. ¿Qué razón te motiva a escribir?

El saber que todas mis ambigüedades y fragmentaciones tienen un sentido, me crean un propósito.

  1. ¿Qué sientes al ponerle punto final a una obra?

Una satisfacción maternal, con algo de poscoito y contemplación.

  1. ¿Qué es lo más difícil de ser un escritor?

Dejar de serlo para empezar a escribir de verdad.

  1. ¿Cómo descubriste que serías escritor?

Mirando atrás, encontrándome con todo lo que había escrito a los dieciséis años entre la timidez y el guayabo.

  1. ¿Tienes alguna rutina a la hora de escribir?

Nada en especial: encerrarme, procurar el silencio y releer.

  1. ¿Qué te inspira?

Yo diría que la colisión constante entre la ciudad, la mujer, la política y la cultura.

  1. ¿Cuáles son escritores o libros que más te han influenciado para escribir?

Rafael Cadenas, Carlos Monsiváis, Jorge Luis Borges, Denzil Romero.

  1. ¿Con cuál libro te iniciaste en el hábito lector?

Con El príncipe feliz de Oscar Wilde, cuando era pequeño. Luego abandoné y volví con Poda, de Andrés Eloy Blanco, cuando era adolescente.

  1. ¿Cuál es tu libro favorito y por qué?

Pienso en La insoportable levedad del ser, por las resonancias que tuvo en mi vida cotidiana en aquel momento en que lo leí.

  1. ¿Cómo ves el panorama literario en Venezuela hoy día?

La literatura venezolana, así como la música y me atrevo a decir que el resto de las artes, está pasando por un gran momento. Y hablo desde la perspectiva de la creación, con obras cada vez más interesantes, ricas, profundas, y de la lectura, que trae un ánimo creciente y vivo. Novísimos, inéditos y consagrados se están dando encuentro en un “campo literario” (como dice Bourdieu) que no ha hecho otra cosa que ensancharse y enriquecerse. Creo que todos los desafíos que la realidad del país les presenta a los escritores (y a los artistas) los han invitado a la creatividad, a la experimentación, a una mayor exigencia. Editoriales independientes, autoediciones, librerías con programación artística permanente, también han ayudado mucho a este fenómeno de conocernos, escucharnos y leernos.

 

  1. ¿Qué libro le recomendarías leer a Dios?

En qué creen los que no creen, de Umberto Eco y el Obispo de Milán.

  1. ¿Qué libro le recomendarías al presidente de la república?

Una antología de la poesía francesa que hizo Georges Pompidou, a ver si agarra ejemplo y se anima.

  1. ¿Quién es el escritor contemporáneo de Venezuela que recomendarías leer?

Roberto Martínez Bachrich.

  1. ¿Qué libro no has podido terminar de leer?

2666, de Roberto Bolaño. Era prestado y no me dio tiempo de terminarlo (tampoco sé si hubiese podido hacerlo).

  1. ¿Tienes algún mensaje para los jóvenes que se inician el camino de escritura?

Iniciarse también en el camino de la corrección.

  1. ¿Antes de morir, qué logro en literatura quisieras tener?

Volver a mirar atrás y conseguir una obra en pie que me despida, que diga mi nombre cuando estén a punto de olvidarlo.

  1. ¿Has tenido alguna experiencia erótica (excitación) con la lectura? ¿Qué libro?

Cuando leí Casas muertas en tercer año de bachillerato. Hubo algo con las manos de Carmen Rosa que me inquietó.

  1. ¿Qué opinión te merece el Movimiento Poético de Maracaibo?

Es una iniciativa literaria y cultural valiosísima, exitosa, coherente, digna de ser replicada en otras ciudades del país.

 ZakariasZafra

Zakarías Zafra Fernández (Barquisimeto, Venezuela. 1987)

Escritor, músico y gestor cultural. Coordinador General del Gabinete de Cultura, Turismo y Recreación de la Alcaldía de Iribarren y profesor de Estética en la Universidad Centrooccidental Lisandro Alvarado (UCLA-Decanato de Humanidades y Artes). Es autor de los poemarios Quinquenio (2009), El bemol de los latidos (2011), Al otro lado de la vía oscura (2015, Ediciones del Movimiento), y del libro de cuentos cortos Blanda intuición de párpados (2014). En 2012 resulta ganador del concurso nacional “Découverte de la Francophonie”, otorgado por la Embajada de Francia en Venezuela.

Actualmente es productor y conductor del programa radial Sonidos de Vanguardia (Fama 98.1FM-Circuito Éxitos), co-fundador del Slam Poetry Barquisimeto y articulista del diario El Nacional. Obtiene en 2013 una Especialización en Periodismo y Ciencias de la Información (Universidad Miguel de Cervantes, España) y es tesista de la Maestría en Literatura Latinoamericana (UPEL).

Su trabajo literario inédito abarca la narrativa breve, el ensayo y la dramaturgia.

"UN MOVIMIENTO Y DOS VOCES" Palabras de Alfredo Chacón

UN MOVIMIENTO Y DOS VOCES

         Me complazco en agradecerle varias cosas a los inventores y consecuentes Atlas del Movimiento Poético de Maracaibo. En primer lugar, la amistad personal que siempre me han brindado sus cabecillas; luego, las generosas atenciones hacia mi persona y mis libros que ya en dos ocasiones me han regalado la experiencia de unos días en su ciudad, compartiendo la condición de visitante invitado nada menos que con Rafael Cadenas, Jaqueline Goldberg, César Seco, Eleonora Requena, Gina Saraceni y Armando Rojas Guardia. Y como si fuera poco, la reedición que quisieron hacer, e hicieron, de Materia bruta, el segundo de los dos poemarios míos que aparecieron al principio y al final de la década de los años sesenta. Pero sobre todo les agradezco la iniciativa y la sostenida hazaña de su existencia misma; su decisión de echarse al hombro sus festivales anuales en la ciudad donde crecen sus raíces, y desde donde irradian sus ediciones de poetas venezolanos, como las de Miguel Marcotrigiano y yo mismo, presentadas ayer miércoles en El Buscón, y las dos que hoy hemos venido a acompañar en su nacimiento, aquí en Lugar Común.

         Efectivamente, de esto es que principalmente he querido hablarles esta noche. ¿Qué puede ser más importante, más conquistador de nuestra gratitud, que, contra viento y marea, llegarle a los lectores de poesía con libros como estos de Jósbel Caraballo Lobo y de Zacarías Zafra Fernández, que el Movimiento Poético de Maracaibo acaba de incorporar a su Colección Volante? Hubiera bastado, para que fuese así, con que se tratara de libros de autores que hasta ahora no habíamos conocido. Pero hay más. Se trata de dos libros válidos como tales poemarios, dignos de tan preciado nombre genérico, pero que además rebasan el cumplimiento de la sola suficiencia por la manera como en ellos toma cuerpo la vocación de hacer entrar en el poema la resonancia del clima general, mas inmediato, en que se nos está echando encima el mundo en que vivimos.

         Jósbel Caraballo Lobo consigue este atrayente resultado  valiéndose de la amplitud de los períodos verbales como característica principal y constante del poema. Una amplitud que no es atributo exclusivo de la extensión y persistencia cuantitativa de sus frases, sino que más bien se debe a lo incesante de sus invocaciones de la experiencia subjetiva y contextual del mundo al que apunta su decir. Zacarías Zafra Fernández, se afinca sobre todo en el poder de síntesis: en su poema la exuberancia de las apelaciones mundanales, y la insistencia de los movimientos de experiencia que su decir se apropia, vienen a ser resueltos como puntos de llegada, como evidencias recientemente logradas, más que como fuentes o requisitorias ambientales del estremecimiento subjetivo.

         De manera que tanto en Al otro lado de la vía oscura, de Zafra Fernández, como en El olor de otras palabras, de Caraballo Lobo, las opciones poéticas que hoy me ha parecido justo resaltar se sustentan en una palabra decididamente dicha. Son el resultado de una decisión de decir que, desde luego, vive legítimamente de su impulso personal, pero no se queda en él. Y esto es para mí un motivo de celebración que me complace compartir con los amigos del Movimiento poético de Maracaibo, con esta querida librería Lugar Común, y con ustedes.

Alfredo Chacón
Caracas, 23 de abril de 2015

Rafael Tiano: músico, viajero y poeta.

PORTADA TRAVESIA (2)

Cuando le preguntamos ¿Cómo te describirías literariamente hablando? No titubeo al decir: “Ecléctico. Aunque sólo he publicado poesía y ensayos de investigación, me gusta leer y escribir otros géneros y estilos que van desde lo clásico hasta lo abstracto. Poesía, cuento, relatos de ficción, ciencia ficción, canciones, e incluso guiones”; y quizá tenga razón: ecléctico es un bueno nombre para definir a un joven venezolano residenciado en una isla del Golfo de México, casi exiliado, desde hace poco más de dos años; que trabaja como gerente de recursos humanos para una importante empresa petrolera trasnacional, que además, integra un ensamble de musical alternativa con compatriotas y mexicanos; y se impone horarios para sus proyectos de escritura y lectura.

Portada De hola y adioses

Intensas horas de reflexión, noches de agobio lejos de su Maracaibo, la soledad y los periodos de desempleo en tierra extranjera, lo condujeron más de una vez a la página en blanco, para llenarla con su forma de poesía, que sin duda, también tiene un dejo de letra musical. Su profesión: musicólogo graduado en la Universidad Católica Cecilio Acosta; escritor de crítica musical, instrumentista, dueño de un oído agudo y educado, que usa su pasión de infancia, para reflexionar y hacer flexionar a la palabra en búsqueda de la poesía.

Su poesía, habitada por referencias filosóficas y culturales, nos transmiten la posibilidad de un poema alumbrado, con claras inclinaciones a Octavio Paz, T.S. Eliot o Alfredo Silva Estrada, pero aún más cercano al entender del poema como medio comunicativo de las inquietudes existenciales. Viajar y conocer, en los poemas de Rafael Tiano, tienen la misma importancia que respirar o atender a los destalles de la realidad. Tiano nos invita a pausar el ritmo que adsorbe a la sociedad moderna y disfrutar la contemplación, sensual, de la palabra en el contexto del poema.

De vuelta al día a día, ya es autor de dos poemarios, ambos publicados por Ediciones del Movimiento: De holas y adiosesy “Travesía [siguiendo los hipervínculos pueden ser leídos en línea]. Ha tomado un tiempo de su agitada labor al frente de un proyecto petrolero aguas adentro en el Golfo de México, para responder nuestro cuestionario y dar a conocer un poco su pensamiento literario:

  1. ¿Crees que tu escritura tiene alguna utilidad?

Quisiera pensar que sí, de momento me es útil a mí y me es suficiente, espero lograr la construcción de esas conexiones con los lectores. En cualquier caso, creo que toda escritura ha de tener alguna utilidad, eventualmente.

  1. ¿Qué razón te motiva a escribir?

El ego, supongo. Creo que el ser humano tiene una necesidad imperante de sentir relevancia.

  1. ¿Qué sientes al ponerle punto final a una obra?

Nunca siento que termino, siempre me queda una comezón de que debí haber quitado o agregado algo. El punto final, será el que no alcance a poner.

  1. ¿Qué es lo más difícil de ser un escritor?

Filosóficamente, es difícil encontrar una identidad propia entre tantas voces, es un proceso largo, lento, y escabroso, que además no tiene fin, es algo más similar a un laberinto que a una carrera. A nivel práctico, es claro que pocos pueden vivir realmente de la literatura, lo cual es lamentable, porque conlleva a menudo la consecuencia terrible de que las ocupaciones paralelas absorben el tiempo para escribir. En mi caso particular, me cuesta expresar los pensamientos de forma oral, no disfruto particularmente leer mis poemas en voz alta.

  1. ¿Cómo descubriste que serías escritor?

La escritura me agarró desprevenido en la adolescencia de forma muy desordenada, desde niño escribí cuentos, poemas, canciones y demás, pero fue hasta la adultez que realicé esfuerzos conscientes para acercarme al proceso y darle un sentido a todo ese caos. Aún sigo en busca de mi identidad como escritor.

  1. ¿Tienes alguna rutina a la hora de escribir?

Cuando escribo un proyecto completo sí, me hago un horario más o menos estable, dedico un par de horas a escribir en la mañana, y luego dos o tres más en la tarde. Sin embargo, cuando no tengo un proyecto particular en mente, escribo a intervalos más irregulares cosas regadas que voy archivando, ocasionalmente recurro a ellas cuando estoy buscando ideas. Al viajar aparto siempre un rato para escribir a diario.

  1. ¿Qué te inspira?

Mi esposa antes que nada, la música es otra gran influencia, de resto puede ser algo tan simple como un trago de cerveza, un par de líneas de algún libro, un fragmento de buen cine, un paisaje, o incluso algo tan lejano como un sueño medio recordado.

  1. ¿Cuáles son escritores o libros que más te han influencia para escribir?

Tomo influencias de escritores muy variados, desde literatura clásica, hasta autores casi desconocidos o amigos. Algunos de mis autores favoritos son Jorge Amado, Alejandra Pizarnik, Jorge Luis Borges, Jose Saramago, Antonio Arráiz, Otero Silva, Carlos Ildemar Perez, Ciro Añez Molina, Julio Cortázar, Hermann Hesse, Victor Hugo, Julio Verne, Mike Resnik, H.P. Lovecraft, Ernest Hemingway, Gabriel Garcia Marquez, Neruda, entre muchísimos otros. También acostumbro leer continuamente sobre historia, política, semiótica, sociología, y mitología, me gusta coleccionar cuentos de todas las culturas que pueda encontrar.

  1. ¿Con cuál libro te iniciaste en el hábito lector?

Creo que fue con los muchos libros de Julio Verne que leí de niño, el primero que alcanzo a recordar es Viaje al centro de la tierra.

  1. ¿Cuál es tu libro favorito y por qué?

El principito, es uno de los que he releído más veces, con los años que pasan siempre encuentro en él algo diferente que me llena. París era una fiesta de Hemingway es otro libro indispensable que mantengo en mi cabecera.

  1. ¿Cómo ves el panorama literario en Venezuela hoy día?

No es secreto para nadie la ardua situación del país, creo que esos panoramas escabrosos que emanan de la sectorización política se extienden hasta el mundo de la cultura, afectando directamente las posibilidades de crecimiento y sano desarrollo de una generación de escritores con gran potencial. Sin embargo, el vertiginoso avance de la tecnología, facilita en cierto grado la labor de los colectivos, fundaciones y particulares, lo que abre ventanas ante el cierre de tantas puertas.

  1. ¿Qué libro le recomendarías leer a Dios?

La biblia.

  1. ¿Qué libro le recomendarías al presidente de la república?

1984, de George Orwell.

  1. ¿Quién es el escritor contemporáneo de Venezuela que recomendarías leer?

Disfruto mucho la poesía de Carlos Ildemar Pérez, varias veces he participado con poemas de su autoría en lecturas y actividades en el exterior, lo recomiendo ampliamente. También recomendaría la poesía de Carlos Manuel Díaz y los cuentos de Humberto Gómez.

  1. ¿Qué libro no has podido terminar de leer?

Tengo meses buscando un ejemplar de El viaje del Elefante de José Saramago, leí las primeras páginas en una muestra digital y me capturó la historia, pero no he dado con él en ninguna librería. Santuario, de William Faulkner, me aburrió, quedó enterrado en la biblioteca recientemente.

  1. ¿Tienes algún mensaje para los jóvenes que se inician el camino de escritura?

Paciencia y constancia. Nunca he podido olvidar a Franklin Pire, excelente músico y compositor, siempre me decía: “La composición (musical) es 90% trabajo y 10% inspiración”, para la escritura aplica el mismo credo.

  1. ¿Antes de morir, qué logro en literatura quisieras tener?

Me gustaría poder vivir de la escritura. También me gustaría leer mil libros antes de llegar a los 40.

  1. ¿Has tenido alguna experiencia erótica (excitación) con la lectura? ¿Qué libro?

Las experiencias eróticas, poemáticas o no, me las reservo.

  1. ¿Qué opinión te merece el Movimiento Poético de Maracaibo?

Se merece primero un abrazo, de amigos, de hermanos y de poetas. Para responder la pregunta, todo mi cariño y respeto, ante las adversas circunstancias y maltrechas condiciones, se agradecen profundamente todos los espacios y los intentos de abrir caminos a la cultura y a la literatura, sobre todo a aquella que no se doblega ante las banderas impuestas para poder subsistir.

1653401_10202409021482917_1454982158_n

Rafael Tiano (Maracaibo, Venezuela. 1985).

Lector, músico y poeta. Licenciado en Musicología de la Universidad Católica Cécilio Acosta (Maracaibo, 2006) y licenciado en Gerencia de Recursos Humanos de la Universidad Dr. José Gregorio Hernández (Maracaibo, 2013). Sus poemas aparecen recogidos en las antologías: “Despedidme del sol y de los trigos”,  “1er concurso de poesía por amor al arte”, “La vida es verso”, y “Deshojando sentimientos”. En la actualidad reside y labora en Ciudad del Carmén, México. Es autor de dos poemarios ambos publicados por Ediciones del Movimiento: “De holas y adioses” (Primera edición de 2013 por Ediciones Madriguera) y “Travesia” (2014).

"Political Manifestation" de Luis Perozo Cervantes

Luis Perozo Cervantes (Maracaibo, 1989)
Poeta y ensayista. Presidente de la Asociación Civil Movimiento Poético de Maracaibo y coordinador del Festival de Poesía de Maracaibo. Autor de los poemarios: “Noche electoral” (Sevilla, 2010); “Poemas para el nuevo orden mundial” (Maracaibo, 2011); “A puro despecho” (Coro, 2012); “Semántica de un tornillo enamorado” (Barcolana, 2012); “Poemáticas” (Caracas, 2013); “Amoritud” (Caracas, 2013); “Political manifestation” (Maracaibo, 2014); “lafOrma” (Caracas, 2014). En en año 2014, nuestra editorial recogió sus poemarios en la suma poética”Contraste 2009-2014” de edición limiatada, en la Colección Puerto de Escala. Fue reconocido con la Orden Estímulo al Mérito Literario “Andrés Mariño Palacio” de la Gobernación del Zulia en 2008 y resultó ganador del II Certamen La Grapa Literaria de la Escuela Letras y la Dirección de Cultura de LUZ, en las menciones Ensayo y Poesía. Mantiene el blog: www.luisperozocervantes.wordpress.com

mercado

FOTOGRAFÍA
Fotografía: Urvan Zen.