Archivo de la etiqueta: joven

Mariela Cordero, voz de mujer en la Colección Volante

Portada - El idéntico Incendio 02

Cuando se le pregunto cómo se describía literariamente, nos dijo: “Una mente que grita, una boca que calla y una mano que a veces escribe”. Mariela Cordero es una lectora impulsada a la escritura, el automatismo de la pasión dolosa de la literatura: voz de mujer volante.

La novísima poesía venezolana arde en talento: Mariela Cordero, es una de las llamas vivas de este incendio. Su poética, culta y sutil, trastoca en los lectores con sublimes imagines de la soledad, el amor y el dolor que, en los cuerpos sensibles de los poetas, se trasmuta en estética. Su poesía ha ido ganador, poco a poco, el reconocimiento internacional, antes que el de sus coterráneos: poemas premiados en Francia, Italia, España y Argentina, así lo demuestran. La poesía en ella, se sostiene, incólume, entre lo sensitivo y lo conceptual.

Abogada de profesión, también dedica su vida a las artes plásticas. Su poemario El idéntico incendio, fue seleccionado durante la Recepción de Manuscritos 2014 de Ediciones del Movimiento, para formar parte de la Colección Volantes, que reúne a las novísimas voces de la poesía nacional. La presentación de este poemario dará en la ciudad de Maracaibo el miércoles 17 de junio, en el marco de la Semana Zuliana de la Narrativa.

La nueva autora de Ediciones del Movimiento, contestó nuestro cuestionario, para dar a conocer parte de su pensamiento literario:

  1. ¿Crees que tu escritura tiene alguna utilidad?
    El mero acto físico de escribir siempre tiene utilidad, sin importar si lo que se escribe vaya a ser leído o no.
  2. ¿Qué razón te motiva a escribir?
    La sed de construir con palabras.
  3. ¿Qué sientes al ponerle punto final a una obra?
    Transición. El fin de una estación y el comienzo de otra.
  4. ¿Qué es lo más difícil de ser un escritor?
    Equilibrar los múltiples mundos donde se habita.
  5. ¿Cómo descubriste que serías escritor?
    Me encontré un día escribiendo.
  6. ¿Tienes alguna rutina a la hora de escribir?
    Siempre escribo de madrugada sobre papel y con lápiz de grafito.
  7. ¿Qué te inspira?
    El arte y los libros. La música, lo intangible, los perfumes. Y el amor.
  8. ¿Cuáles son escritores o libros que más te han influencia para escribir?
    Más que una influencia admiro a muchos poetas: Paul Celan, Eugenio Montale, Giorgios Seferis, Kavafis,Panero, Rene Char, Benn Gottfriend, Yves Bonnefoy, Marina Tsvatáieva, Novalis, Pier Paolo Pasolini, Vladimir Holan, Alejandra Pizarnik, Wislawa Szymborska, Nazim Hikmet, Ana Ajmátova, Eugenio Montejo, Juan Sánchez Peláez. E.E Cummings, Salvatore Quasimodo…
  9. ¿Con cuál libro te iniciaste en el hábito lector?
    Muy niña el primer libro sin ilustraciones que leí fue Ana Isabel, una niña decente de Antonia Palacios
  10. ¿Cuál es tu libro favorito y por qué?
    La montaña mágica de Thomas Mann. Es una cátedra de filosofía, sin dejar de  lado la aventura y lo inverosímil.
  11. ¿Cómo ves el panorama literario en Venezuela hoy día?
    Mucho movimiento y muchas voces.
  12. ¿Qué libro le recomendarías leer a Dios?
    Siddharta; Herman Hesse.
  13. ¿Qué libro le recomendarías al presidente de la república?
    Muchos. Para empezar dos: El espíritu de las leyes de Montesquieu y La riqueza de las naciones de Adam Smith y a todos los venezolanos les recomiendo leer Rebelión en la granja de George Orwell (lectura obligatoria)
  14. ¿Quién es el escritor contemporáneo de Venezuela que recomendarías leer?
    Rafael Cadenas y Alfredo Chacón.
  15. ¿Qué libro no has podido terminar de leer?
    Middlemarch de George Eliot.
  16. ¿Tienes algún mensaje para los jóvenes que se inician el camino de escritura?
    Leer mucho y bien. Tener paciencia y no desfallecer aunque el camino esté lleno de baches.
  17. ¿Antes de morir, qué logro en literatura quisieras tener?
    Me gustaría escribir narrativa también y seguir escribiendo poesía.
  18. ¿Has tenido alguna experiencia erótica (excitación) con la lectura? ¿Qué libro?
    No he vivido esa experiencia pero un libro erótico, extraño y bello es Ada o el ardor de Vladímir Nabokov
  19. ¿Qué opinión te merece el Movimiento Poético de Maracaibo?
    Son luchadores y vencedores. Donde todo el mundo cierra las puertas ellos abren ventanas. Para ellos importa la palabra y no los rostros. Van construyendo un camino en medio de la bruma pero cada paso es firme. Editar en estos tiempos y en las condiciones actuales es un acto de fe. Todo mi respeto y admiración hacia ellos.

Mariela Cordero

Mariela Cordero García
Poeta, artista visual y abogada. Participante del Taller de Poesía de Monte Ávila Editores Latinoamericanos, edición 2006, facilitado por el poeta Alfredo Chacón.  Participante del Taller de Edición de Libros de CELARG en año 2008, facilitado por el escritor José Tomas Angola Heredia. Participante del Taller “La Narrativa”, facilitado por el escritor Rodrigo Blanco durante la FILUC 2010. Participante del Taller “Mirada poética en nuestra lengua”, facilitado por la poeta Edda Armas durante la FILUC 2011. Ha publicado en las revistas digitales: Revista Voces (Madrid, España 2005); Cinosgargo (Chile, 2009); Blog Legados (España, 2009) que ha sido condecorado como el mejor Blog literario por la revista Letras de España en el año 2010; Apolorama (México, 2008-2013); Revista Biografía (Brasil, 2012); Le capital des mots (Francia, Abril 2013); Revista Na´at  (México, 2013). Y en las revistas literarias impresas: Revista Voces (España, 2005); Revista Internacional La Porte des Poetes con una Mención especial: Latinoamérica  (Francia, 2007). Fue participante de la antología Cuaderno Legados I (Ediciones Legados. Madrid, 2010). Recibió la Mención Honorífica con publicación en la Revista La Porte de Poets (Francia, 2007). Participó de la antología La voz de la ciudad  (Editorial Public-Arte.  Caracas, 2012); Participante de la Antología World Poetry Yearbook, en sus ediciones 2013 y 2014 (China). Fue incluida en el libro Homenaje a Alejandra Pizarnik El lugar de la ausencia (Bruma Ediciones. Argentina, 2015). Resultó ganadora del II Concurso Radial y Televisivo de la Librería Mediática, con el poema Hilvané tu nombre en 2006; ganadora del Concurso Tu historia 2013 Códigomujer, elegida por la escritora Carla Guelfenbain (Chile); ganadora del tercer lugar del Certamen Internacional de Poesía Alejandra Pizarnik, en julio de 2014, en Argentina. Primer Premio Concurso Iberoamericano de Poesía Euler Granda Ecuador (2015). Segundo Premio de Poesía  Concorso Letterario Internazionale Bilingüe Tracce per la Meta, Italia (2015) En 2013 publica su primer poemario El cuerpo de la duda. Ediciones del Movimiento publica su segundo poemario El idéntico incendio.

"De Jósbel, en poesía. ¿Cuál es, la palabra que aguarda?" por Hernán Rubín

Título: El olor de otras palabras. Autor: Jósbel Caraballo Lobo.
Título: El olor de otras palabras. Autor: Jósbel Caraballo Lobo.

Para marabinos y maracuchos, alertas, en días sin papel. Para los amigos invitados aquí y para quienes lo serán en el alba y las nubes del Día de la Lengua y del Libro, de Skakespeare y de Cervantes, que se fueron al cielo a entretener a Dios el  23 de abril de 1616, día de Teresa de la Parra y del Inca Garcilaso. 

Pensé en: “la palabra dispuesta, en revelación”, del imaginarse realidad la poesía, entre el pensamiento y la mano: cuanto queda en la expresión. Lo que vaya del transcurrir a la página:

No escribes el poema
                 sino su nostalgia,
                                      su íntima penuria 

Dice invariablemente, Ana María Del Re, en dos de sus creaciones: en Trazos, y en La noche todavía.

Te sabes poeta. Escribe para Jósbel, Francisco Garzón Céspedes.

Jósbel, diligente siempre de su gracia de poeta, de actor y de ingeniero de sistemas, lo lleva al Prefacio de su libro, en olor.

¿Qué sirve, del olor, de la esencia innata de la materia? Como el rocío, en humedad, ¿nos da la luz y el amor? El amor y la luz cambian la clarividencia del tiempo y del espacio. 

Se sabe poeta, Jósbel, y lo hace imagen auditiva en sus  letras iniciares en la Revista Literaria Estelas, Número 7, Año VII, del Grupo Literario Nosotros, que lleva  en La Guayra, su amiga poeta y editora Ligia García, de cuyo seno, en La casa de la Poesía de Vargas “Juan José Breca”, emergió premiado el primer libro de Jósbel: En la hendidura.

Con Eugenio  Montejo, dice Jósbel en Estelas:

El poeta, la poesía, el poema. Una experiencia. La poesía (…) Llega de lejos y sin hora, nunca avisa: Tiene la llave de la puerta. Cito a Jósbel:

“Acaso de un palpitar infinito, nazcan los rumores del poeta. Entre insomnios, querellas, la virginidad de sus amores y en algunos casos, la ebriedad, el mar, lo divino, las mudanzas.
De cualquier forma, cuando en el amor por la lectura, una vibración indescifrable, intransferible, se asoma, y tan sólo la danza del lápiz puede sopesar, se revela –después de un arreglo inmemorial, una asociación  de palabras que bien podría confundirse con la lluvia, pero hecha de otra materia.”

Incumbe, a mi compromiso de amigo de Jósbel y de consumidor de la escritura, insinuar a Jósbel mismo y  a Ustedes, como en un prólogo, dos, de las esencias que he confrontado, de su palabra:

Una Poética propia, en primer lugar. Jósbel deshace y hace, la poesía. Quizás, por ello Garzón Céspedes haya sido tan infalible,  cuando le escribe que se sabe poeta y él mismo, en Estelas:

“Así, mi experiencia. El camino que recorrí, tratando de sentir la poesía. Inventándome ser poeta.”

Hay más, en su Poética. Con Octavio Paz señala, en dicha publicación Estelas, que el trabajo del creador “se enmarca bajo el embrujo de la poesía, como habitante oculto dentro de las expresiones artísticas.”

El entusiasmo de la fe, surge también en la creación de Jósbel y lo encamina hacia un destino irrevocable: la poesía devocional, definida por Dios Mismo, cuando la enfatiza solo, en su entrega a El (confróntese: Su Divina Gracia A.C. Bhaktivedanta Swami Prabhupada. 1975. Sri Caitanya Caritamrita of Krsnadasa Kaviraja Goswami. California: Los Angeles. The Bhaktivedanta Book Trust. Pp  26-53).

No hay uno de sus seis libros, que no trajinen dedicados a Dios. Quizás, porque lo siente, en la transpiración del “guayabo”, del amor a Dios, en separación, como ha escrito en una publicación nuestra del movimiento en Conciencia de Krishna, que Jósbel conduce en su estado Vargas, en donde nació, en La Guayra, puerto y puerta, como la delimitara Alfredo Boulton en la eternidad de cocoteros y de brumas de Armando Reverón, en las sonrisas de algodón de las mujeres en blanco y negro de Margot Benacerraf:

Una voz inagotable: Srila Prabhupada, de ISKCON Caracas Nama-hatta Caraballeda, la publicación en donde Jósbel deja su fe y su guayabo, del amor de Dios, que armoniza sin duda, con el amor en separación de las gopis, al ser atraidas por la vibración de la flauta de Krishna en la luz de Luna de  otoño, cantado en las páginas del Srimad Bhagavatam, de Sri Vyasa Deva,   Canto 10, Capìtulo 29, Texto 35.

Estas dos posiciones en la escritura de Jósbel, Fe y Poética,  las dejo aquí, en esperanza,  como fragmentos del lienzo de mi agradecimiento y mi alegría, en este legado de la Poesía.

¡Gracias, Maracaibo!

Caraballeda, 20 de abril de 2015

Hernán Rubin
Comunicador y Educador, Productor de Cine y Televisión, Editor de www.iskcon.com.ve
0414-100-5873 correo: rubinhernan@hotmail.com

IMG_20150423_191512

"Al otro lado de la vía oscura" de Zakarías Zafra, por Miguel Marcotrigiano

Portadilla Al otra lado de la via oscura
La lectura de un libro de poesía –que no un poemario– siempre precisa del conocimiento de la producción del autor. Tal como el poema adquiere una significación más completa al estar en conocimiento del todo al que pertenece, el libro se resemantiza si uno conoce la bibliografía del poeta. El sentido parece adquirir nuevos matices bajo los haces de luz que producen el resto de los signos del sintagma. Cada poema y cada libro constituyes signos que adquieren nuevas significaciones al entrechocarse entre sí, como diría Mallarmé acerca de las palabras.
En ese sentido, la lectura íngrima de Al otro lado de la vía oscura (Ediciones del Movimiento, Maracibo, 2015), del poeta barquisimetano Zakarías Zafra, nos deja en la semi penumbra, en el juego de sombras y luces que se anuncia en el título. El código, personalísimo, se despliega a lo largo de veinticinco textos, que van de la línea poética (pues no es correcto hablar de verso acá) a la expresión en prosa. Las oscuridades ganan terreno con una diagramación que parece obedecer al capricho, a veces del autor, en oportunidades del diseñador.
La temática es imprecisa para quien lee. Hay pocas pistas que permitan rastrear el asunto, incluso en una lectura paradigmática. La voz que habla en los textos va de un lado a otro de la vía en penumbras que constituye la poesía, cruza de una a otra orilla vertida en un lenguaje elusivo, inaprehensible, extraño. Es claro que el lenguaje poético surge como código cuando la lengua común no alcanza para significar y, por tanto, es un error común tratar de desentrañar un significado. La poesía nace para ser sentida más que entendida, por lo menos a partir de la Modernidad lírica. No es importante la anécdota, aun cuando exista, así sea en la zona penumbrosa que el autor real intenta mostrar.
Apenas se percibe la presencia de una voz que trasiega su esencia, o la hereda de otro (¿el padre de la dedicatoria?), cuando va de un texto a otro. La otredad, precisamente, juega papel fundamental para aquellos que insistan en decodificar el poema. La sombra, el lado oscuro de la vía, forma parte indivisible de esa voz que a veces se niega a dejar que se le arrebate, que protege con evidente celo de quien desee arrebatársela. El tú al que se refiere el hablante se espejea en este, se deja entrever a través del velo que ofrece la mirada turbia, del fugaz paso de la luz.
Poesía que se resiste a una fácil interpretación, que precisa de los territorios iluminados por la anécdota, esta de Zakarías Zafra, es apenas una muestra de las posibilidades que promete la lírica de este autor larense de las últimas promociones literarias.

miguel-marcotrigiano

"Political Manifestation" de Luis Perozo Cervantes

Luis Perozo Cervantes (Maracaibo, 1989)
Poeta y ensayista. Presidente de la Asociación Civil Movimiento Poético de Maracaibo y coordinador del Festival de Poesía de Maracaibo. Autor de los poemarios: “Noche electoral” (Sevilla, 2010); “Poemas para el nuevo orden mundial” (Maracaibo, 2011); “A puro despecho” (Coro, 2012); “Semántica de un tornillo enamorado” (Barcolana, 2012); “Poemáticas” (Caracas, 2013); “Amoritud” (Caracas, 2013); “Political manifestation” (Maracaibo, 2014); “lafOrma” (Caracas, 2014). En en año 2014, nuestra editorial recogió sus poemarios en la suma poética”Contraste 2009-2014” de edición limiatada, en la Colección Puerto de Escala. Fue reconocido con la Orden Estímulo al Mérito Literario “Andrés Mariño Palacio” de la Gobernación del Zulia en 2008 y resultó ganador del II Certamen La Grapa Literaria de la Escuela Letras y la Dirección de Cultura de LUZ, en las menciones Ensayo y Poesía. Mantiene el blog: www.luisperozocervantes.wordpress.com

mercado

FOTOGRAFÍA
Fotografía: Urvan Zen.

 

“Soy como un mar de noche”: Jósbel Caraballo Lobo una voz prometedora de la poesía venezolana

Cuando le preguntamos, ¿Cómo te describirías literariamente hablando? “como un mar de noche”, fue la respuesta del joven poeta venezolano oriundo de La Guaira, la única ciudad de Venezuela que ha sentido la furia del mar. Su tiempo lo comparte entre su profesión como ingeniero en sistemas, su pasión como actor teatral y la corrección de sus varios poemarios inéditos. Tras acudir la primera Recepción de Manuscritos de Ediciones del Movimiento en 2014, su obra “El olor de otras palabras” fue seleccionada para editarse en la Colección Volante, donde se agrupan las nuevas y talentosas voces de la poesía venezolana de la segunda década del siglo XXI.

autor

Su poesía, provista de un tanto de mística y otro tanto de urbanidad, es el ejemplo perfecto del auge la novísima poesía venezolana. Es un joven que afirma ante la pregunta: ¿Qué es lo más difícil de ser un escritor? “Las dudas. En el arte y en la literatura sólo hay viento en contra”. La nueva generación de escritores venezolanos, signados por inseguridad, la discriminación política,  el alto costo de la vida, se enfrentan a la realidad poética con los mismos recursos que han adquirido de la habitualidad, la fe en la supervivencia. Así en el último poema de su libro “El olor de otras palabras” que se presentará el próximo 23 de abril, Día Mundial de Libro y el Idioma, en la Librería Lugar Común, frente a la Plaza Francia en municipio Chacao; con palabras de presentación del gran poeta venezolano Alfredo Chacón.

Portadilla - El olor de otras palabras

“EN EL DESEO de relatar noches inversas
desnudo el canto de lo proscrito en la memoria del fantasma: una suerte de lámparas que enlutan el ensueño

Borracho de las páginas de tu niñez (que tanto bebí sin encontrarte)
piso tus sábanas hasta mis cuencos
narro el juguete que en tus ojos fue escritura, torturando árboles en medio del aguacero

Cuando la pluma vuelve su prisa hacia la muerte del uniforme que más odié
el hastío disfraza una extinción / borra las luces del semáforo
y entonces lo sabes: éramos años fumando un viejo amor, un resplandor sin horas.”

Siendo original de La Guaria, estado Vargas, pertenece a la primera generación de escritores venezolanos que crecieron a la sombra de la desgracia natural más grande de nuestra historia nacional, como protagonista y sobreviviente de una catástrofe natural que para muchos guarda un significado premonitorio de la debacle y social que sufre hoy el país entero: Del deslave de 1999 recuerdo un éxodo de cuatro días, mi hermano mayor ayudando a mamá a trasladar a mi hermano menor y una constante sensación de pérdida. Yo tenía 13 años. Si bien, estaba con mi familia, tenía pocas noticias de tantos seres queridos. No sabíamos del futuro inmediato, y era extraño cómo los demás sólo veían en nosotros la orfandad. A donde llegábamos, nos preguntaban cosas y era un siempre repetir lo sucedido. Fue la primera vez que sentí que había quedado algo atrás, en blanco. Además, se partía un siglo y un milenio. Mamá nos dijo: “Dios proveerá”, y así fue. Desde entonces, todo se partió en dos. Incluso mi hogar. Allí comenzó mi adolescencia. Dejé atrás la fuente de mi escritura y empecé a vivir la novedad que me trajo hasta acá”.

 vargas

Jósbel Carabollo Lobo, también respondió a nuestro cuestionario, para dar a conocer parte de su pensamiento literatura y sus impresiones sobre el mundo de la lectura:

  1. ¿Crees que tu escritura tiene alguna utilidad?

Quiero creer que es así. Hoy, vivimos un desgaste que cada escritor, cada artista, ha querido testimoniar desde su rincón. Exponemos nuestras presencias con la ambición de que otros las hagan suyas. Si ocurre esa simbiosis; si esto que nos expone, es capaz de despertar, de resurgir en los demás, entonces hay utilidad.

  1. ¿Qué razón te motiva a escribir?

Hay un dictado perenne que no sé apaciguar. Siendo un adolescente empecé a registrar mis frustraciones, mis fragilidades; y en algún instante, tuve la sensación de que esos primeros trazos podrían esbozar también las sensibilidades de otros. Luego el amor, la impotencia, el mar; a través de una voz que me fue concedida. De pronto, sea la sensación de que mis signos dejen de ser sólo míos, lo que me impulsa a volver.

  1. ¿Qué sientes al ponerle punto final a una obra?

Me preocupa, porque en cada nueva lectura, corrijo. No puedo estar conforme. Hace unos años leyendo a Roberto Mussapi, tomé para mí la lección de que un libro es en realidad un solo poema. Siempre estoy buscando ese poema. Mientras más leo, menos a gusto estoy con mis libros. Por eso no busco el punto final: sucede.

  1. ¿Cómo descubriste que serías escritor?

Tal vez ante la ocasión de leer un texto que acababa de escribir y percibir que aquello se desprendía de mí, y empezaba a tener vida propia.

  1. ¿Tienes alguna rutina a la hora de escribir?

No, quisiera tenerla. Aunque corrijo mucho, dudo mucho cuando produzco textos nuevos.

  1. ¿Qué te inspira?

Este país me inspira. Sus derrotas, sus desdichas. Mi novia saliendo a marchar entre miles de estudiantes. Saber que no hay diferencia entre nuestros desamparos y los de una patria que es cada vez menos. La impotencia. Ser un empleado que escribe códigos durante el día y da el uno por ciento más al final de la noche para leer un poema o una obra de teatro, me inspira para continuar, para anotar aquí o allá algún signo que me sea dictado.

  1. ¿Cuáles son escritores o libros que más te han influencia para escribir?

Dependiendo del interés en determinados tiempos. Yo hablaría de páginas. Hay textos de Juan Ramón Jiménez, Vicente Huidobro y Eugenio Montejo, que son ya necesidad. Cuando me atreví a escribir, llevaba siempre conmigo a Vicente Gerbasi y a Roberto Juarroz. Llegaron también Paz Castillo, Alberti, Kavafis, José Ángel Valente, Mussapi. Me han aleccionado, la exactitud de Ana María Del Re, la amplitud de Juan Manuel Roca, la cercanía de Andrés Eloy Blanco, el riesgo de Joaquín Sabina… Nombrar trae consigo lo incompleto. Puedo decir que en tiempos recientes me interesaron Miguel Florián, Olga Orozco, Humberto Díaz Casanueva… Los ensayos de Octavio Paz son insuperables.

  1. ¿Con cuál libro te iniciaste en el hábito lector?

Humor y Amor de Aquiles Nazoa.

  1. ¿Cuál es tu libro favorito y por qué?

No sé si tenga un libro favorito. Platero y Yo, posiblemente sea el libro al cual haya regresado más. El color de esa inocencia que es mi patria, y que reside con mucha intensidad en mi infancia, puede vislumbrarse impetuosamente desde allí. El Bhagavad-gita Tal Como Es, de A.C. Bhaktivedanta Swami Prabhupada es obligatorio desde hace unos años. No tengo otro asidero en mi búsqueda espiritual.

  1. ¿Cómo ves el panorama literario en Venezuela hoy día?

Me gusta saber que haya tanta gente escribiendo, aunque mis posibilidades de leer siquiera un porcentaje decente de ese cúmulo, no sean las mejores. Internet permite acceder a ciertos contenidos que amablemente colocan los autores, y esto hace que al menos lleguen las noticias y que algún sabor nos quede. Sé que hay riesgo, y es importante.

  1. ¿Qué libro le recomendarías leer a Dios?

Algo de Shakespeare, ¿Hamlet?

  1. ¿Qué libro le recomendarías al presidente de la república?

Los textos teatrales Ubú Rey, de Alfred Jarry o Un Enemigo del Pueblo, de Henrik Ibsen. Algunos quisieran que él leyera ¿Duerme Usted, Señor Presidente?

  1. ¿Quién es el escritor contemporáneo de Venezuela que recomendarías leer?

Me vienen a la mente la poesía de Santiago Acosta y el teatro de Oswaldo Maccio.

  1. ¿Qué libro no has podido terminar de leer?

Recientemente dejé por la mitad El Don del Águila de Carlos Castaneda. Sucedió que por no leer los libros previos no podía avanzar. Sin embargo, los conceptos que allí desarrolla son magníficos.

  1. ¿Tienes algún mensaje para los jóvenes que se inician el camino de escritura?

Que sean jóvenes. Y que vivan. Recientemente me preguntaba un amigo si estaba escribiendo. Le dije que poco. Me respondió: usted está viviendo, poeta.

  1. ¿Antes de morir, qué logro en literatura quisieras tener?

Que me hayan leído. Con sinceridad, sin complacencia.

  1. ¿Has tenido alguna experiencia erótica (excitación) con la lectura? ¿Qué libro?

Sí, absolutamente con El Amor En Los Tiempos del Cólera.

  1. ¿Qué opinión te merece el Movimiento Poético de Maracaibo?

El interés que tiene el Movimiento en inventar un epicentro para la poesía venezolana, con ese empeño de publicar, de mantener un festival; es el cariño más grande que se le hace a la literatura en nuestro país. Particularmente, me llena de mucho optimismo. La era digital ha maltratado mucho la cultura del libro, y sin embargo, vemos cómo el Movimiento se empeña en editar decenas, entre tanta crisis de papel, de lectores. No conforme con eso, veo que hay una irradiación, y eso alegra aún más. Ya estamos viendo al Movimiento en Caracas, en Miranda. Es encomiable, un verdadero ejemplo.

 nombre espiritual

Jósbel Caraballo Lobo (La Guaira, 1987).

Ingeniero de Sistemas (UNEXPO-LCM, 2010), poeta, actor. Participante de la II Edición del Taller Juegos Para Un Montaje Teatral (Taller Experimental de Teatro, 2012-2013), y del Taller Nacional de Teatro (Fundación Rajatabla, 2014-2015). Algunos de sus poemas fueron publicados en la revista Estelas, del Grupo Literario Nosotros, y en la antología Poetas de Vargas, Tomo I (Alcaldía del Municipio Vargas, 2008). Ganador del Primer Premio de Poesía Juan José Breca con el poemario En la hendidura (Grupo Literario Nosotros, 2011). Mantiene inéditos los libros: Zona en reclamación, Entre tu boca y la palabra, Mientras mayo te acaricie, A la sombra de las puertas, Febrero.           

Lo Breve, primer poemario de Gabriel García será publicado por Ediciones del Movimiento

Dice: “Cuando intento describirme de manera literaria, me describo como un poeta breve, que tiene mucho que decir pero se reta cada día a explotar de tal manera el lenguaje que no quede nada y a la vez, todo quede dicho. Creo que sería una especie de “brevísimo poeta” sumido además en el lenguaje directo y sin mucho adorno”

El joven nacido en Maracaibo, que hoy junto a su esposa e hijo reside en Buenos Aires, contestó a nuestro cuestionario para dar a conocer su parte de su vida interna como escritor, en las vísperas de la publicación de su primer poemario “Lo Breve” en la Colección Volante de Ediciones del Movimiento.

Portadilla - Lo breve

  1. ¿Crees que tu escritura tiene alguna utilidad?

Creo que toda escritura tiene una utilidad, incluyendo la mía. Los poetas, los narradores, cuentistas, prosistas y demás cultores de la palabra muchas veces escribimos sin entender ni siquiera luego de ver la obra publicada la utilidad, sin embargo la utilidad se la asigna cada lector, cada uno de ellos decide hacer con nuestros textos los que les dé la gana, algunos fornican leyendo poesía, otros se duermen y otros simple mente se limpian el culo, para eso, también es útil.

  1. ¿Qué razón te motiva a escribir?

La única razón que me motiva a escribir es que de entre todas las cosas que podría saber hacer y decidir no hacerlo, no entra escribir. Es un asunto de que sin siquiera saber cómo hacerlo, escribía. Gracias a eso fui aprendiendo y mejorando, fui pichón de director de orquesta, fui violinista, guitarrista, intento de pianista, periodista de profesión, productor, director de cortometraje, fui mujeriego. Todo lo que fui, dejé de serlo cuando quise y mientras superaba cada etapa, la escritura siempre estuvo ahí como una mujer antojosa y malcriada que me puteaba cada vez que me hacía el loco y la abandonaba.

  1. ¿Qué es lo más difícil de ser un escritor?

Lo más difícil de ser un escritor, es ser un escritor. Lo que conlleva serlo, implica luchar contra todo un mundo que cree ser diferente a como lo pensamos, por lo tanto, se trata de navegar en un mar de objetivismos y uno no tiene más nada que una canoa de subjetivismos para defenderse. El escritor literario termina luchando contra ser “normal” y no matar su arte en el intento.

  1. ¿Cómo descubriste que serías escritor?

Me tomó más de 10 años, para mí la escritura siempre fue un hobby intenso, una especie de pasatiempo que me ocupaba gran parte del tiempo. Apenas hace meses con mi salida del país, me di cuenta en Buenos Aires, que todos los caminos me llevaban a enseriar mi destino escritor, podría contarte los currículos y postulaciones a trabajos comunes de empleado que han sido un fracaso en este tiempo, en cambio, cuando se trata de publicaciones y reconocimientos es otro cuento, así que me dije ¿Y entonces? Al parecer el hobby se me volvió profesión.

  1. ¿Tienes alguna rutina a la hora de escribir?

Rutinas pocas, no soy un hombre rutinario, pero si preciso ciertos elementos a la hora de escribir, por ejemplo música, si es posible con audífonos que me exploten los tímpanos, es una manía de toda la vida escribir, estudiar o concentrarme con todo el ruido y las distracciones posibles. La música es mi contacto con lo elevado, entonces necesito algo que me haga tocar tierra repentinamente, para eso está el té o el mate, me sirve para regularme y al final, antes de todo eso, es importante para mi tener una dosis de mundo, eso lo logro revisando noticias, redes sociales, hablando, riéndome, necesito de humanidad.

  1. ¿Cuáles son escritores o libros que más te han influencia para escribir?

Hablando contra todo ideal poético y literario para muchos, el primer poema que me dio un cachetón e hizo proponerme escribir las primeras líneas fue el poema “Viceversa” De Mario Benedetti, así que este podría ser el primer poeta que realmente me hizo ver la luz, sin embargo la búsqueda te hace conocer. Para resumir lo pongo así, de Benedetti encontré la simpleza del lenguaje, a Rafael Cadenas y a Massiani le debo lo breve de mis textos y a Luis Alberto Crespo la necesidad de tener finales avasallantes, después podemos sumar la composición compleja y delirante de Girondo, la rebeldía de Bukowski y de Miyó Vestrini, la sobriedad empalagosa de Sabines. Nicanor, Rodolfo Walsh, Pedro Elías con su Lucerna, Willian Ospina, Norberto José Olivar, Goldberg y un país de escritores enteros.

  1. ¿Con cuál libro te iniciaste en el hábito lector?

Buscando la raíz, me encuentro a mi tía Mercedes Mireya usándome de bufón de visitas haciéndome leer a los cinco años el periódico del día frente a los invitados, ella, amante de la literatura se sentía orgullosa pues a esa edad leía fluido, distinto al promedio de los niños. Mi madre le mentó la madre a la profesora del colegio que aseguraba yo no poder leer fluidamente, sin embargo nunca me había puesto a leer. El primer libro que recuerdo fue “El coronel no tiene quien le escriba” de García Márquez, un librito amarillento y flácido que me encontré entre las pertenencias de quién ahora es mi padre asignado por la vida, Humberto Carruyo.

  1. ¿Cuál es tu libro favorito y por qué?

Lo único favorito que tengo es el color verde, de resto todo varía y cambia por épocas, sin embargo si es por nombrar alguno, debo decir que “El amor las mujeres y la vida” de Benedetti es un libro que me disfruté hasta la médula y aunque no lo tengo en mis manos, lo sigo buscando cada vez que puedo en mi memoria.

  1. ¿Cómo ves el panorama literario en Venezuela hoy día?

Creo que la necesidad de decir tantas cosas que se han dejado de decir en años, está levantando una generación de escritores que quizás hoy no dan campanazos a nivel mundial, pero creo que somos todos una nueva escuela que será recordada con nombre propio por lo que estamos haciendo y haremos mientras crecemos.

  1. ¿Qué libro le recomendarías leer a Dios?

Toca el piano borracho como un instrumento de percusión hasta que los dedos te empiecen a sangrar un poco” de Charles Bukowski. Porque le hace falta.

  1. ¿Qué libro le recomendarías al presidente de la república?

Le recomendaría leer País Portátil, porque ellos asumieron ese libro como bandera de lucha contra el sistema, pero no han entendido que ahora ellos, son el sistema.

  1. ¿Quién es el escritor contemporáneo de Venezuela que recomendarías leer?

Gabriel Alejandro García Urrutia. A él.

  1. ¿Qué libro no has podido terminar de leer?

El Polvo de los Muertos” de Norberto José Olivar.

  1. ¿Tienes algún mensaje para los jóvenes que se inician el camino de escritura?

Sí, básicamente que se preparen a vivir la mayor experiencia de amor y tortura que conocerán.

  1. ¿Antes de morir, qué logro en literatura quisieras tener?

Quisiera morir entre mis libros, por lo tanto mi mayor logro es tener suficientes libros que cubran todo el espacio vacío que quedará en mi urna, porque pediré ser cremado.

  1. ¿Has tenido alguna experiencia erótica (excitación) con la lectura? ¿Qué libro?

Sí, una experiencia de excitación debido a la imaginación. El libro es “Morirse es una fiesta” de Olivar.

  1. ¿Qué opinión te merece el Movimiento Poético de Maracaibo?

¡Aplausos! Ellos nacieron por un motivo y básicamente es la de hacer el trabajo que los gobernantes no saben hacer y es dignificar la cultura y a los cultores, en este caso, a los poetas. Creo que la época absurda en la que cayó la poesía para que sea llamada hoy por hoy la “hermana menor” de la literatura debe terminar, y el Movimiento está dando en la tecla.

 11075046_10206244556776885_1410535528_n

Gabriel García. (Maracaibo, 1991)

Poeta, periodista. Ha sido director de portal web cultural “Zoom: Arte y Cultura”, administrador del portal literario tedeletras.blogspot.com. Resultó ganador del Primer Lugar de poesía Interuniversitario de la Universidad Católica Cecilio Acosta con el poema El Problema; ganador del Tercer Lugar del Premio Digital de Narrativa Breve “La Torre”; ganador de una Mención honorifica por el ensayo “La Venezuela Soñada” en el Concurso Nacional “La Venezuela soñada”. Fue participante del Taller permanente de Creación Literaria de la Universidad Católica Cecilio Acosta dirigido por la poeta Ana María Barrios y del Taller de Poesía Documental dictado por la poeta Jacqueline Goldberg.