Archivo de la etiqueta: Caracas

Kira Kariakin

Kira Kariakin

(Caracas, Venezuela. 1966).

KiraComunicación Social (UCV). Trabaja como consultora independiente para O. T. Editores, instituciones culturales y escritores en las áreas de publicaciones, redes sociales y web. Entre 1999 y el 2013 trabajó como consultora creativa de comunicación para proyectos de eficiencia de energía y ICT4D. Tiene amplia experiencia en el área editorial habiendo trabajado para Alfa Grupo Editorial, Planeta Venezolana, Grijalbo – Mondadori, Nuevo Estilo Editorial (gerencia general) entre los años 1986-1999. Ha vivido en Uganda y Bangladesh durante unos 5 años en cada país (1999-2008) y ha pasado también tiempo considerable en Tanzania, Kenya, Botswana e Indonesia. Actualmente está residenciada en Venezuela. Poemas, experiencias y reflexiones de viaje las recoge en su blog k-minos.com, el cual lleva desde el 2004. Es colaboradora de analitica.com y futurechallenges.org. Participa en diferentes actividades culturales relacionadas con la poesía, como la organización de los Jammings Poéticos en El Ateneo de Caracas, y colabora con organizaciones sociales (Espacio Público) dedicadas a promover la libertad de expresión y el acceso de la información, facilitando talleres sobre blogging y uso de redes sociales. Ha sido tallerista de los poetas Armando Rojas Guardia, Edda Armas y Cecilia Ortiz. Ha publicado poemas en las recopilaciones Mermeladas para llevar 1 y 2 de los Jammings de Poesía realizados en el Ateneo de Caracas, en Miradas y palabras sobre Caracas (Una Sampablera por Caracas, 2013) y el libro de poemas, Nuevos Arbitrios (Editorial El Pez Soluble, Caracas 2011), también disponible en versión digital gratuitamente en la red. Es autora de En medio del blanco, poemario de próxima aparición.


Selección de poemas

*

Papel Lunar

 

La pluma rasguña la hoja en la madrugada.

En medio de mi insomnio voluntario, la tenue luz que me acompaña hace la vigilia menos mezquina. Al lado tengo la presencia rítmica y pausada de quien hace, al final, estos insomnios más amables.

Celada por la malla para los mosquitos, en vez de sentirme al borde de una enfermedad tropical, intento hacerme a la idea de vivir mil y una noches de encanto rodeada de tules y otras telas nobles.

 

En un par de horas el muecín llamará con su canto a la oración.

 

Yo adivino la luna
fuera
lejos
porque el papel
me alumbra
y me llama
y me retiene

 

*
Mujer de mudanzas

 

Podemos mudar un mal recuerdo al olvido. Podemos mudar una memoria al presente para alegrarnos con una nostalgia o para desenmascarar una sombra. 

tengo recuerdos

mi equipaje flota a la deriva

me pierdo en claroscuros

nos mudamos

dentro

sin geografías en destino

sin dimensiones

atemporales

a veces encuentro

que ésta que fui

ya no está aquí

se largó

está otra

nueva

en arribo

siempre estoy de mudanzas

 

*
Luna en Yakarta

sé de su presencia
cuando el papel me convoca
y arrebata reposo
es un ojo ciego envuelto en muselina
subrepticio e indiferente
en el cielo espeso
el muecín despide su luz sorda
de madrugada
al clamar la presencia solar de Dios
y en ese momento
en la duermevela que me invade
justo cuando la noche
me desnuda
removiendo mis fronteras
la extraño

 

*
Limpieza

 

el tiempo no se ha ido 

la bofetada se repite
la tierra magra
escupe sangre
que no se va
que nos salpica la cara 

la historia canta la misma canción

todos se suman al juego de los guiños
y el ejercicio del olvido ante el ultraje 

la ceguera niega la luz de lo evidente
su falsedad extravía las claves

en la calle busco los pasos
del deseo común
poso mi voz sobre la acera
para salvarla de la mudez

desentierro partículas de belleza
para limpiar como pueda
lo que nos ofende

 

*
Nada

no sé si renunciar
si voltear
y sólo ver la crudeza
de lo cierto
será que me condeno
difícil nivelar la realidad

sin alcanzar lo deseado
las dudas embaten
las concilio en una sola pregunta
que me derrota

Daniela Jaimes-Borges

Daniela Jaimes-Borges
(Caracas, Venezuela.1981)

Daniela Jaimes Borges

Es profesora en Artes Escénicas por la UPEL-IPC (2005). Magister Scientarium en Estudios Literarios UCV (2009). Actriz y directora teatral con más de 15 años de experiencia. Ha sido merecedora del Premio de Autores Inéditos de Monte Ávila Editores en la mención Dramaturgia (2009) por su libro Breves. En el 2011 fue ganadora del Premio Municipal de Literatura, mención Dramaturgia por el mismo libro. Este libro fue traducido al inglés. Participó en el Coloquio Internacional Virgilio Piñera Tal Cual en La Habana como ponente (2012). Ha sido merecedora de la beca auspiciada por el Goethe Institut para la tercera edición de Panorama Sur para dramaturgos (2012). Algunos de sus cuentos breves han sido publicados en la Revista Asfáltica de la UNAM; ha sido colaboradora de la Revista El Salmón, Revista Babel y Revista Teatralidad: crítica y verdad. Otros de sus trabajos se encuentran en los portales literarios: ReLectura, Ficción Mínima, País Portátil, Dramateatro, entre otros. Ha participado en distintos recitales de poesía. Desde el 2008 se desempeña como Profesora de Lengua Española y Literatura y Literaturas del Caribe en la Escuela de Idiomas Modernos de UCV.


Selección de poemas

 
*
Desconozco la brevedad.
He sido fuerte arrastrando el pasado,
tanta longitud.
He alcanzado mi cuerpo para regresarlo a su sombra.
Y ya nada lo persigue.
Me sigo esperando en la continuidad del aire
junto a recuerdos felices imaginados
para no confundir la vida con la realidad.
He llegado.
Todas las maneras de volver o irse están ahí, pero
inmóvil, reconozco el fracaso.
Me arrodillo
y en ausencia de Dios, me pido perdón.
*
Me trazas el alma
con un libro
las manos perduran desde la página tres
ese hecho de no haber nacido juntos
el trance
y no soy Nijinsky,
pero lo repito y digo:
“soy aquel que muere
cuando es amado”
*
No puedo seguir anunciando
futuros
tengo las manos heladas
convulsión advertida
desde otras noches
que no saben que no se alzan
en el norte agujero
en el que amanecemos
y no soñamos.
*
A la sombra de la fiesta
alzaste el brazo
para abrirle el mundo
a los que nunca fueron
*
Hay que ser un gato
nunca se pone de rodillas
esquiva todo lo que rompe
ante el agua helada se cuida con más remedio que tú
si se siente rabioso, camina con parsimonia
alguna mosca pagará por éso
Y si mi vida se viene como la arena
antes de cerrar a los muertos
él la ha llevado ya a su casa.

 *
Desde ahora dormiré detrás de un residuo de comas, tendré más cuidado en usarlas, las vaciaré si me llega un último momento sobre los cobardes, para que sientan en segmentos, la fiel orquesta de las pausas y le den nombre a todas las esperas que les guardamos.

*
Hay un lugar que no encuentro
la soledad  no es mía
es la lengua de tu dolor
y te aguanto hijo
dándole al máximo
un grito azorado
que pasé por encima de todos
evaporando también
todos tus miedos
pero vencida
vuelvo
a llenarte de alguna injusticia
que te desvele y te desvele
para mantenerte conmigo.
*
Inerte el cuerpo
las manos cerradas
como la primera vez que nací
salivando  todo
para darme cuenta
de que el dolor
es algo
que ya no deliro.
*
Una mujer se calla cuando salen sus pezones
Una mujer se calla cuando un aprendiz aprende con ella
Una mujer se calla         cuando               el amor es un ruido
Una mujer se  calla cuando el lobo no es el de los cuentos
Una mujer se calla cuando ve pasar a los huérfanos debajo de una gallina
Una mujer se calla cuando doblegarse es protestar
Una mujer se calla cuando los celos no la muerden
Una mujer se calla cuando el vacío tiene forma de voluntad
Una mujer se calla cuando se calla un hijo
Una mujer se calla cuando golpea la puerta
un disparo preciso          seco
en la frente.

*
No sé amar y por eso me tambalean los poros, la humedad desfallece  y las Margaritas dobles, no  superan la  calle, el laberinto,  el punto de fuga en la boca y no soy buena en geometría.
No sé amar, en este destino que une y desune, que no da tiempo para escampar en la esquina de una mirada ceñida al más impropio de los deseos.
No, no sé de amar, porque no puedo partirme entre todo lo que quisiera descubrir en alguien, sin sentirme culpable por haberme perdido otra vez de mí.
No puedo amar, porque la caricia cesa, porque la paciencia no sé dosificarla, porque me abruman los abrazos, porque no sé salir de ellos y los platos, querido, los platos de la cena, deben estar en su lugar, limpios, secos, por orden de tamaños
No sé si pueda amar, porque ya no quiero mascotas que me distraigan mientras espero, porque no sé qué hice con el silencio para fundar el desamor.
No quiero amar porque los tangos son la tristeza y a mi madre la vi llorar con un disco de esos sobre su fracaso, mientras le daba hueca voz a todas las soledades posibles que cantaba ese señor que también murió enamorado.
No, no necesito estar cerca de un amante, porque altera el centro:  ese largo alambre del que no me sale un corazón.
No me permito amar, porque hoy secas mis lágrimas y yo me ilusiono antes de que digas: te irá mejor sin mí.
y decididamente, aunque las venas duelan, yo, amor, prefiero abandonarte antes.

*
He vivido siempre
con la pistola
en la boca
mientras mi otra mano
sólo me hace gritar.

Harry Almela

Harry Almela
(Caracas, Venezuela. 1953)

Harry Almela

Poeta, narrador, ensayista, promotor cultural. Licenciado en Educación, mención literatura, de la Universidad de Carabobo. Realizó cursos de postgrado sobre Literatura Latinoamericana Contemporánea en la Universidad Simón Bolívar (Caracas), sobre Lengua y Literatura Española (Madrid) y en Técnicas Editoriales en la Universidad de Barcelona (España). En el año 1983 funda la Coordinación de Literatura de la Secretaría Sectorial de Cultura del Estado Aragua y estuvo al frente de la misma durante el periodo 1983-1991. Actualmente es el Secretario Ejecutivo de la editorial La Liebre Libre, donde realiza una fructífera labor en materia de edición y publicaciones. Su obra literaria ha recibido diversos reconocimientos, entre ellos, el Premio Bienal de Poesí­a “Francisco Lazo Martí­” (1989), Premio Bienal de Literatura del Ateneo de El Tigre y diario “Antorcha” (narrativa, 1990), Premio 46º Concurso de Cuentos del diario “El Nacional” (Caracas, 1991), Premio Bienal de Literatura “José Rafael Pocaterra” (poesí­a, 1994), Premio Bienal de Literatura “Miguel Ramón Utrera” (ensayo, 1995), Mención de Honor en la Bienal Internacional de Literatura “José Rafael Pocaterra” (poesí­a,1998), Premio Bienal de Guayana (ensayo, 1999), Bienal de Poesía Abraham Salloum Bitar (2014).

Obra poética: Poemas (1983); Cantigas (1990); Muro en lo blanco (1991); Fértil miseria (1992); Frágil en el alba (1993); Una casa entre los ojos (ensayo, 1994); El terco amor (1996); Como si fuera una espiga (narrativa, 1998); Los trabajos y las noches (1998); Palabra o indigencia (2000).


Selección de poemas
*
CARTA DE INTENCIÓN:
“No me salves de nada, poesía.
Abandóname desnudo a la intemperie.
No me concedas claridad. No me interrogues.
Voy sobre la cuerda inestalble de mi equilibrio
y estoy al tanto de lo que me espera.
Niégame página en blanco donde puedan retozar
los tibios conejos de mi infancia.
No me aturdas cuando llegue la noche.
Quiero vivir en paz en esta selva húmeda
sin claros ni caminos.
No me consueles cuando vengo de regreso,
ocúltame palabras para decir hastío.
Permíteme vivir mi carne como si fuera mía
y déjame ser el ángel caído de mi cielo.
Sé de los lugares donde enseñas
a pisar las uvas de la ausencia.
Conozco la sílaba informe de mi tiempo.
Concédeme ser la sed en mi diluvio.”
*
Pertenencia
Hojeo un atlas
para descubrir
la forma de Birmania.
Más tarde
salen a mi encuentro
esas líneas que tanto
nos inquietan: la palabra
no es el sitio del resplandor
En la montaña frente a mi pueblo
a esta hora
la noche también existe
y un pájaro celaje la contempla.
El sueño me seduce
mirándote en las fotografías.
Acaricio formas de la ausencia,
esa otra manera tuya de poseerme.
*
Te amo
sólo por ventana.
Estoy asomado esta tarde
a un olor que ya no existe.
Tu patio sin mí
es sólo tierra
una sed transeúnte
un anillo sin dedo.
¿Qué puede una ventana
sin una infancia que la mire?